¿Cómo prevenir el estrés laboral?

El término estrés viene de la palabra inglesa “stress” que significa tensión. La tensión nos permite hacer frente a los problemas pero también puede tener efectos perjudiciales para la salud.

Cuando un individuo o un grupo están sometidos a una presión inapropiada el resultado tiende a ser negativo en lugar de funcionar bien. Los cursos de prevención de estrés permiten identificar los síntomas del estrés y reaccionar antes de que vaya a más.

En el mundo empresarial existe la falsa creencia de que unos empleados relajados son menos productivos, al contrario. El estrés provoca que los trabajadores estén desconcentrados, cometan más errores y gestionen mal su tiempo.

La base de un buen curso de prevención de estrés es conseguir que cada individuo tenga el control de su propia vida. Para ello cada persona tiene que tomar conciencia de su cuerpo, su entorno y sus necesidades.

Un curso de prevención de estrés suele estar dividido en una parte centrada en los efectos psicológicos y otra en los efectos físicos.

En la primera parte se estudia qué es realmente el estrés, se analiza el problema y cómo afrontarlo en diferentes situaciones, y se aprende a reconocer los síntomas en uno mismo y en otras personas.

Un buen método de aprendizaje es por medio de las dinámicas de grupo en las que los participantes asumen diferentes roles.

En la parte física las técnicas corporales tienen un papel importante. Controlar la respiración, el cuerpo, el ritmo, el equilibrio y la alimentación será su finalidad.

Como ya se ha mencionado, el entorno también influye en el estrés laboral y trabajar en unas instalaciones adecuadas puede prevenir  situaciones de riesgo.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments