Aciertos y fallos en la gestión de Redes Sociales en la Empresa

Toda empresa tiene una imagen y actualmente dicha imagen se proyecta, en gran medida, en internet a través de las redes sociales para empresas. Lo primero es definir una estrategia y un público objetivo por ejemplo, si el producto está dirigido a población adulta Tuenti, una red cuyos usuarios son básicamente adolescente, no será la opción idónea.

Definidas una estrategia y un publico objetivo y decidida cuál será la presencia de la empresa o marca en la red, se deberá orientar la actividad principalmente hacia:

  • Proyectar una imagen de marca positiva
  • Ofrecer atención al cliente
  • Crear relaciones con proveedores, clientes e incluso competencia
  • Gestionar cualquier crítica que pueda aparecer
  • Difundir contenidos relevantes del sector de la empresa

Por el contrario, la gestión de las redes sociales de la empresa deberá evitar algunos errores muy usuales como:

  • Perseguir objetivos económicos rápidos
  • Saturar a la audiencia de información
  • Hablar sólo de uno mismo
  • Hacer publicidad al modo tradicional
  • Ignorar o no gestionar adecuadamente las críticas
  • Tratar de vender de forma directa

En fin último de las redes sociales es precisamente “socializar”, son relaciones entre personas por lo que, en líneas generales, deben ser gestionadas del mismo modo que se deben gestionar las relaciones personales en el mundo “real”. Se trata de humanizar las relaciones comerciales creando un auténtico vínculo emocional entre empresa/marca y usuario por ello, sensibilidad, inteligencia o empatía son, junto a una estrategia bien definida, claves para la buena gestión de una empresa en las redes sociales.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments