¿Cómo invertir en formación para empleados?

La formación continua de los empleados en una empresa no debe en modo alguno ser considerada como un gasto, si no como una valiosa inversión que redundará en un mejor funcionamiento general del negocio y, por lo tanto, en un mayor número de ventas. Un profesional formado y cuyos conocimientos se encuentran plenamente actualizados, es un trabajador que se siente más desarrollado desde el punto de vista profesional y en consecuencia, es un trabajador más productivo. Por ello no importa si la empresa tan sólo cuenta con un par de trabajadores o con miles, pues los beneficios de la formación para empleados acabarán apareciendo igualmente.

Para que tus empleados se encuentren plenamente formados, y especialmente si tu empresa aún cuenta con escasos recursos para continuar invirtiendo, es la formación bonificada a través de la Fundación Tripartita. Este modelo de formación permite a las empresas formar a sus empleados con una inversión económica realmente baja, en ocasiones incluso a coste cero sin embargo, la realidad es que muchos lo desconocen y en torno al 70% de las empresas desaprovechan esta gran oportunidad.

Para invertir en formación para empleados haciendo uso de las ventajas y beneficios de la formación bonificada resulta muy adecuado seguir una serie de consejos:

  • Analiza las necesidades formativas de tu empresa y desarrolla un plan de formación anual adecuado a éstas.
  • Conoce el crédito anual para formación disponible para tu empresa, el cual varía en función del número de empleados y de la cuantía aportada en las cotizaciones anteriores en concepto de Formación Profesional. Para empresas de menos de 10 trabajadores la bonificación es del 100%
  • Planifica con antelación suficiente cada una de las acciones formativas con el fin de cumplir los plazos.
  • Aprovecha la oportunidad pues el crédito no utilizado al concluir el año natural no es acumulable para el año siguiente
Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments