Comunicación en la empresa: los nuevos desafíos

Al dirigir un equipo de personas es esencial saber explicarles los objetivos y el sistema de trabajo con claridad. Cuando la comunicación falla el ambiente de trabajo y los resultados se tornan negativos.

Existen cursos de comunicación para líderes que ayudan a evitar estas situaciones de comunicación incompleta y a implantar una comunicación productiva.

Los métodos de trabajo y las líneas de liderazgo han ido cambiando con el tiempo y el desarrollo de las tecnologías. Aprovechar estos avances para conseguir una comunicación efectiva, en lugar de que se conviertan en un obstáculo, es una de las claves que se imparten en el curso de comunicación para líderes.

En todo proceso de comunicación aparecen dificultades que hay que aprender a sortear. Se pueden resumir en tres tipos:

  1. Emocionales: Son obstáculos que surgen de la situación personal de cada individuo, su estado anímico, su temperamento y sus hábitos.
  2. Físicas: Son interrupciones en la comunicación originadas por el entorno físico que la rodea, por ejemplo, ruido, bullicio, interferencias, problemas informáticos, etc.
  3. Semánticas: Son interferencias causadas por las limitaciones en el lenguaje utilizado que llevan a mal interpretaciones. Se producen cuando el emisor y el receptor ven el mensaje de forma diferente, con un significado diferente.

Cualquier proceso de comunicación, sin importar el medio, consta de un emisor, un mensaje y un receptor.

En el curso de comunicación para líderes se hace hincapié en que el mensaje debe ser entendido por el emisor y el receptor prácticamente del mismo modo. Para ello se aconseja que el emisor se plantee previamente el contenido del mensaje teniendo en mente al receptor, sea breve y exponga los puntos más importantes al principio para que el tema quede claro.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments