Curso de liderazgo para directivos: confianza y empatía

La labor principal de un líder consiste en crear una visión de futuro atractiva y compartirla con el resto de su equipo ayudándoles a entenderla y a comprometerse con ella. Para que toda esta labor sea un éxito los directivos tienen que partir de dos características básicas: la confianza y la empatía.

La confianza en uno mismo es fundamental para llevar a cabo cualquier acción que requiera de responsabilidad así como para hacer frente a situaciones imprevistas, lo que se potencia a la hora de liderar un equipo. Un buen líder ha de ser un ejemplo para el resto sobre todo si tenemos en cuenta que la falta de confianza se transmite rápidamente provocando consecuencias negativas en el desarrollo de proyectos. Una de las mejores maneras de reafirmar la confianza en uno mismo es siendo conscientes de los triunfos obtenidos hasta la actualidad.

Por otro lado aprender a desarrollar la empatía también es muy importante para entender tanto a los miembros del equipo como a los individuos externos y las diferentes situaciones que se puedan presentar. Junto a la empatía se encuentran la inteligencia emocional y la habilidad para escuchar, las cuales ayudan a reconocer sentimientos y establecer relaciones.

En los cursos de liderazgo para directivos se aprende a ejercitar estas dos características hasta que finalmente se producen de modo natural.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments