Curso de transformación digital en Madrid

 Hace tan solo un par de décadas, la inmensa mayoría de empresas de todo el mundo trabajaba empleando metodologías tradicionales, instrumentos que ahora nos parecen arcaicos, un gran número de trabajadores y cargos que hoy no son necesarios, etc. Al mismo tiempo, sufrían una serie de riesgos y caían en ciertos errores o fallos muy típicos y fáciles de cometer. Era el problema de la industria que ahora llamamos tradicional o arcaica, anterior al desarrollo y a la implementación de la computación y la digitalización de todos los procesos o de la mayoría de ellos. Conforme fueron creados mejores ordenadores y se ampliaron las posibilidades que estas máquinas podían dar a las empresas y compañías, se vivió un proceso de transformación digital de las mismas. Sin embargo, aún hay empresas a las que les cuesta esta evolución.

 Sabemos que es una materia muy importante que no se debe ignorar por parte de las marcas o las compañías. Parece que hoy en día una empresa no es nadie o no existe si no tiene cierto perfil social, si no está presente en las redes digitales o no cuenta con una página web. Ya no solo de cara a los clientes o a los consumidores finales, sino también a los socios y a los proveedores con los que quieran hacer negocios y trabajar para poder llevar a cabo las tareas básicas del día día, adquirir nuevos empleados o ampliar la plantilla, gestionar de forma fácil sus cuentas, sus datos o información, etc. La transformación digital de una compañía es algo imprescindible que debe buscarse en todo caso y que cuenta con unas grandes ventajas y unos beneficios enormes de los que casi todo el mercado ya se está aprovechando.

 ¿En qué consiste la transformación digital?

 La transformación digital es esta materia de la que hablamos en la que se cambia por completo el dinamismo y el funcionamiento de una compañía en favor de un método digital y de una implementación de aplicaciones, software y hardware adecuado para cumplir con sus fines y con las tareas que se realizan en ella. Insistimos en que no se trata de publicar contenido en redes sociales, aunque también este aspecto ha incluido, ni tampoco en trabajar con ordenadores en lugar de con archivadores tradicionales, documentos en papel y sistemas ya considerados antiguos. .Es mucho más. Es llevar esa empresa o esa compañía al siglo XXI y aportarle todo el desarrollo que se ha llevado acabo para volverla competente, facilitar su actividad en el mercado, aprovecharse de las ventajas que ofrece y alcanzar el éxito y la extensión de la marca, que es lo que toda compañía busca para sí misma.

Transformación digital

 Es por eso por lo que ofrecemos un curso especializado para compañías, empleados con cierta relevancia en las empresas, altos cargos y emprendedores. Queremos llevar esta información, este conocimiento y esta formación a todos aquellos que lo necesitan para ayudarles en su proyecto profesional y enseñarles que el emprendimiento es un gran camino con sus propias dificultades y complicaciones, pero que se vuelve más sencillo gracias a la transformación digital.

 Entre las tareas o los aspectos que se realizan en cuanto a la transformación digital, podemos destacar, en primer lugar, minimizar o la disminución de todo el coste de los procesos, automatizar los mismos para ahorrar mano de obra y tiempo en su desempeño, mejorar las comunicaciones y la transparencia de la empresa a nivel interno y externo, romper fronteras geográficas con diferentes proveedores y socios o consumidores y, como no podía ser de otra manera, incrementar las posibilidades de éxito y favorecer la eficacia de los equipos de trabajo y los diferentes departamentos en todos los sentidos y niveles.

 Objetivos de esta materia

 Ya hemos visto esas tareas y los aspectos que se buscan. Podemos resumirlo comentando que el objetivo final es volver más productiva la industria y lograr que la empresa pueda competir a nivel de las grandes compañías y posicionarse como una de las más destacadas sin problema. Así, los beneficios que se obtienen las ventajas que se logran son, en primer lugar, un ahorro en la mano de obra, en el tiempo desempeñado para ciertos procesos o tareas y, como no podía ser de otra manera, en el coste y el gasto por la inversión que realiza la empresa tanto en trabajadores como en horas de trabajo. También vemos que se agiliza mucho el proceso de trabajo, que se pueden llegar a más consumidores y clientes de una forma mucho más sencilla, al mismo tiempo que se mejora la relación con los socios y los proveedores. Se amplían las posibilidades y se borran por completo las fronteras y los límites que antes dificultaban el crecimiento de las compañías y que impedían el rápido crecimiento de los proyectos de emprendimiento y de las pequeñas y medianas empresas.

 Digamos que este proceso de digitalización y que las nuevas tecnologías ha democratizado un poco el mercado corporativo y lo han notado de nuevas posibilidades para todo tipo de sectores y de mercados. Lo mejor de todo es que ninguna empresa se libra de la obligación o la necesidad de transformar hacia lo digital su estructura, sus departamentos y su trabajo. Y solo aquellas que están en condiciones de proceder a este proceso de evolución y que lo hagan de una manera eficiente, formada y bien gestionada lograrán el éxito que buscan y podrán acceder a todos esos beneficios que comentábamos.

 Fases de la transformación digital

 En primer lugar, tenemos que ver que la transformación debe comenzar con el cambio de los instrumentos y los equipos de trabajo. Ya no se cuenta con un archivo físico ni con un almacén donde se guarden todos los documentos y todos los libros o datos de la empresa. Se llevan de forma digital, sincronizada y centralizada, para que se pueda acceder a la información en cualquier momento y la gestión sea más precisa, rápida y directa. Y no solo en cuanto al tratamiento de información, de datos y de la gestión de las cuentas o la administración de la empresa, sino de las tareas que realizan los empleados. Hasta las comunicaciones se llevan acabo a través de métodos y herramientas digitales. Casi cualquier empleado de la empresa trabajará utilizando un ordenador o un equipo informático.

 La segunda tarea es adaptar a los trabajadores y a toda la plantilla. De nada sirve contar con herramientas digitales y con ordenadores si esos trabajadores no saben utilizarlas o no pueden sacar todo el provecho de ellos. Y deberá hacerse de una forma que, como veremos en otros cursos, sea proporcional a las posibilidades de la empresa y a los objetivos a seguir, conectando cada punto con precisión y evitando problemas de adaptación o absurdos como contar con los equipos más avanzados y las últimas tecnologías pero trabajadores que no las puedan utilizar o departamentos que sigan metodologías tradicionales.

 Nuestro curso en Madrid

 En nuestro curso de transformación digital en Madrid veremos todas esas fases, comentaremos los beneficios y las ventajas, trataremos a través de profesionales y grandes formadores el temario y el contenido de dicha acción formativa y ayudaremos a las empresas y a los profesionales a lograr los objetivos de nuestro curso en Madrid y de los suyos propios y de su empresa.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments