Desarrollo profesional: Trabaja con inteligencia

En líneas generales, trabajar con inteligencia consiste en trabajar haciendo lo menos posible pero siendo un profesional efectivo, eficaz y productivo. Pero te preguntarás ¿ esto es posible?, ¿ cómo puedo ser más efectivo, más eficaz y más productivo realizando menos trabajo?

Cuando tienes gran cúmulo de tareas por hacer, te sientes cansado y sometido a un estrés que te hace perder la perspectiva de tus tareas importantes, te agota y te hace cometer errores ( aparecen los olvidos y la falta de concentración). Todo esto te lleva a ser poco eficaz y por lo tanto poco productivo, a ti y  a cualquiera con habilidades directivas eficaces.

Además el vivir en una sociedad llena de creencias como las siguientes

“ Hay que trabajar el mayor número de horas posibles”

“ Hay que estar ocupados y hacer cuantas más horas mejor”

“ Tengo que salir el último de la oficina”

Esto nos lleva a cargarnos y cargarnos más de tareas, de presiones y de tensiones hasta que ya no podemos más y explotamos ( bien por gastritis, accidentes , frustraciones e incluso ataques de ansiedad).

Recuerda que el Estrés de trabajo negativo es un conjunto de reacciones nocivas ( físicas y emocionales) que concurren cuando las exigencias del trabajo superan las capacidades, los recursos o las necesidades del empleado y que puede conducir a una enfermedad tanto física como psíquica.

Ahora puedes empezar a cambiar tu forma de trabajar, y para ello te dejo algunos tips que te ayudaran sentirte más a gusto profesionalmente y  a ser una persona más eficaz y productiva, realizando menos tareas y en definitiva trabajando con inteligencia.

  1. Cuídate, tu eres la pieza clave de tu trabajo, si no afilas la sierra no podrás cortar más troncos.
  2. Busca un equilibrio, trabaja pero también reflexiona, puedes crear un paréntesis, una reserva de tiempo para trabajar sin prisas y despejar tu mente.
  3. Aprende a decir no, no pasará nada malo por hacerlo, educarás a la gente y respetaran tu tiempo y tu trabajo.
  4. Delega las tareas que no son necesarias que realices tu, son tareas que te roban mucho tiempo, dedicación y esfuerzo. Los ladrones del tiempo te desconcentrarán
  5. Camina, planifica tus actividades diarias, da pequeños pasos y ponte en movimiento
  6. Elige el mejor momento, cuando estés más despejad@, más despiert@ realiza los trabajos más importantes.
  7. Esfuérzate, mejora lo que haces, no te conformes con lo normal o lo habitual.
  8. Adáptate, modifica tu rutina diaria ,haz los cambios que necesites para hacer que todo funcione como tu quieres.

He querido compartir contigo estos tips y te invito a dar hoy el primer paso del cambio en lugar de seguir haciendo las cosas como siempre. Para ello  puedes comenzar aplicando alguno de los tips anteriores  y además te dejo las siguientes cuestiones de reflexión que sin duda te ayudarán a ello

¿ Trabajas con inteligencia en tu trabajo?

¿ Cómo puedes conseguir una mayor satisfacción en tu trabajo?

¿ Cómo puedes ser más eficaz y productivo?

¿ Qué puedes hacer para cuidarte más?

¿ Qué puedes hacer para tener un tiempo de reflexión y despejar tu mente?

Si realmente estás interesad@ en mejorar como profesional, trabajar con inteligencia y  cuidarte al mismo tiempo, ponte a caminar, aplica los consejos citados y realiza todas las acciones que te has planteado.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments