Dificultades en la negociación dentro de las empresas

Aunque dentro de una empresa todos trabajan con un objetivo común es imposible que todos sus participantes estén siempre de acuerdo. Cada departamento tiene sus propios intereses al igual que es imposible evitar las diferencias entre distintos cargos.

Lo que enriquece a una empresa es la variedad de opiniones y personalidades pero cuando no se gestionan del modo adecuado pueden producirse conflictos internos.

Una de las principales dificultades en estos casos es mantener un buen ambiente laboral para que no afecte negativamente al modo de trabajo y, especialmente, a la relación con los clientes y su satisfacción.

Cuando aparece un problema interno en una compañía hay que estudiar sus causas para desarrollar posibles soluciones. En toda negociación es vital que las distintas partes escuchan las razones y motivos de los demás para entender por qué se ha llegado hasta esa situación.

A lo largo de este proceso hay que intentar que no se rompa la normalidad y, mucho menos la profesionalidad, evitando que los obstáculos laborales se transformen en conflictos de ámbito personal.

Una de las técnicas más habituales a la hora de conseguir una negociación eficaz consiste en potenciar las ideas que son compartidas por todas las partes para ver cómo pueden influenciar a los puntos desacuerdo y encontrar una solución final.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments

  • Jose
    Responder

    “Potenciar las ideas que son compartidas”, exactamente, a la hora de negociar es fundamental centrarse más en lo que une que en lo que separa, al igual que todas las partes deben ser conscientes de la necesidad de ceder en algunos aspectos.