El estrés positivo y el estrés negativo: diferencias y similitudes

En el ambiente de trabajo las situaciones de estrés son inevitables aunque no siempre tienen las mismas consecuencias. Existen dos tipos de estrés que pueden afectar a las personas tanto en su vida personal como laboral: el estrés positivo y el estrés negativo.

Ambos tipos son una reacción o una respuesta por parte de las personas hacia un entorno muy demandanteAunque el término estrés se asocia generalmente a grandes acontecimientos lo cierto es que a diario se pueden producir pequeñas situaciones que causan este síntoma, como las relaciones sociales o los contratiempos inesperados.

Cuando se produce una situación de presión en el trabajo el estrés puede ser un estímulo positivo que incita a resolver el problema eficazmente manteniendo alerta y activo al individuo. El problema surge cuando las personas no afrontan adecuadamente un inconveniente y terminan desbordados por la situación que se les presenta. Al verse la solución final como algo difícil de alcanzar se produce un estado de estrés negativo que puede manifestarse de diferentes maneras llegando a afectar la salud.

La mejor forma de prevenir el estrés laboral es conociendo los síntomas de antemano por lo que se recomienda a todos los empresarios informar a su equipo sobre el tema.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments