¿En qué consiste el diseño de videojuegos para adolescentes?

Cada vez son más las voces que abogan en la dirección de es bueno que los jóvenes aprendan a programar desde edades bien tempranas. Las razones aportadas son muchas, pero sobre todo destacan dos. Por un lado, la más obvia: en una sociedad tecnologizada y digitalizada, saber programar para diseñar videojuegos, aplicaciones, etcétera, abre las puertas de un amplio mercado laboral en auge. Por otro lado, lo cierto es que a lo largo de sus vidas los niños de ahora van a interactuar con cientos, miles de objetos programables.

  1. Paul Gibson dijo: “Enseñar a nuestros niños y jóvenes a programar para que las máquinas del futuro hagan lo que ellos quieran parece mejor idea que dejar que ocurra justo lo contrario”, y sin duda alguna tiene razón.

En el aspecto concreto que nos atañe, el diseño de videojuegos para adolescentes, los más jóvenes aprenderán los fundamentos básicos de la programación y del diseño, tanto desde punto de vista teórico como práctico, animándoles a desatar su creatividad e imaginación, impulsando sus habilidades, y siendo capaces finalmente de diseñar, desarrollar y poner en marcha proyectos completos de nuevos videojuegos.

Para ello existe una amplia variedad de cursos, clasificados por grado de dificultad, por edad recomendada, por temática concreta, etcétera. En ellos, los adolescentes aprenderán todo lo relativo a planificación lógica y estratégica, game design, level design, motion capture inteligencia artificial, marketing digital, renders, realidad virtual, realidad aumentada, concept art, animación en 2D y en 2D, manipulación de sonido y de imagen, lenguajes de programación y los programas informáticos principales y más utilizados para crear videojuegos para distintas plataformas como Facebook y otras redes sociales, iPhone y iPad, Android, Xbox 360, PlayStation, macOS, Windows, Wii, etcétera.

El sector de los videojuegos está en plenos auge, con más plataformas y usuarios que nunca. Aprende a diseñar videojuegos es, sin duda alguna, la gran oportunidad que hoy tienen los adolescentes.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments