Estilos de liderazgo y gestión de equipos

Existen tantos estilos de liderazgo como personalidades, cada directivo elige la forma de gestionar su equipo que mejor funciona para él y para el desarrollo del proyecto en el que estén trabajando.

Sin embargo, los estilos de liderazgo también dependen de las situaciones a las que haya que hacer frente. No todos los obstáculos pueden ser abordados de la misma manera, un buen líder se caracteriza por su capacidad de adaptación en cada determinado momento.

Uno de los estilos más comunes es el “autoritario” que suele estar definido por un control estricto de las tareas a través de normativas cerradas y una supervisión directa. Por otro lado están los líderes “paternalistas” que cuidan y se preocupan por sus empleados al igual que lo hace un padre con sus hijos. Generalmente el resultado de esta forma de gestión es un fuerte sentimiento de lealtad por parte del resto del equipo.

En contraposición se encuentra el estilo “democrático” en el que los directivos buscan la participación de los demás empleados potenciando el trabajo en equipo y la igualdad. Entre los estilos más controvertidos está el “laissez faire” o “dejar hacer”, en el que se entrega el control a los trabajadores, ya que puede ser contraproducente cuando el equipo se siente inseguro ante la falta de líder o no existe comunicación entre ambas partes.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments

  • Jose
    Responder

    A pesar de los diferentes estilos de liderazgo existentes, estoy de acuerdo en que la versatilidad es una característica esencial del “buen líder”.