Formación en Gestión de Crisis: Resolución de Conflictos

Las crisis son inevitables en el lugar de trabajo y el mejor modo de solucionarlas es haciéndoles frente en lugar de ignorándolas. Aunque muchas veces se pueden prever las situaciones críticas, no siempre es así, por está razón para abordarlas del mejor modo posible existen cursos especializados en su gestión.

Muchos empresarios se sienten inseguros ante los momentos de tensión y necesitan aprender una serie de técnicas para salir adelante con éxito. Estas estrategias parten generalmente de la racionalización de la situación intentando dejar las emociones en segundo lugar.

Lo primero que se recomienda es atacar al problema y no a las personas, comunicando nuestra opinión de forma asertiva sin culpar a nadie. Esto también está relacionado con nuestra posición frente al conflicto en cuestión, hay que tratar de focalizar la atención en el conflicto y no hacer de él una competición entre los implicados.

Buscar los puntos que los participantes tienen en común es el primer paso hacia una formación en resolución de conflictos por lo que es esencial escuchar las opiniones de los otros. Nunca hay que dar por sentado lo que sienten o piensan los demás sobre una determinada materia.

Por último, hay que recordar que el hecho de que las necesidades de los implicados estén cubiertas no significa que el conflicto se haya resuelto.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments

  • Jose
    Responder

    Efectivamente la formación en resolución de conflictos es esencial. En cualquier compañía donde trabajan varios empleados el “roce” de compartir mucho tiempo juntos a menudo desemboca en conflictos que es necesario saber gestionar eficazmente para que no vayan a mas pues a veces no son más que eso, simples “roces” que, de no tratarse adecuadamente, pueden desembocar en conflictos mayores e incluso involucrar a más compañeros.