Formación en Ventas y Emociones

La profesión de la venta es quizás una de las más influídas por las emociones de los que se dedican a ella. Considerando la venta como un “arte”, no es difícil entender que el resultado de la “obra” dependerá de lo que el “artista” siente a la hora de realizarla, y no sólo en el momento de la ejecución, sino también en el momento personal y emocional en que se encuentre.

Un carácter optimista es fundamental para transmitir.

Como puede verse en las formaciones en ventas, el proceso comercial tiene un 90% de comunicación y como tal, debe existir un mensaje. La clave de que este mensaje transmita la necesidad de la compra sólo la tiene el vendedor, e irá directamente relacionada, con las emociones que genere en el potencial comprador.

Por todo esto es tan importante creerse lo que uno vende, tener muy claros los beneficios del producto/servicio y las necesidades del cliente. Esto sería, emocionalmente hablando, seguridad. La seguridad se consigue en un porcentaje muy alto con emociones positivas, generadas, en algunos casos, por terceros y en otros por uno mismo.

Es en este punto (en el de la automotivación) en el que hay que desarrollar técnicas o rutinas. Todo lo que nos acerque a la felicidad generará optimismo y seguridad, por lo tanto, la preparación para realizar una labor de comunicación que desencadene en una venta, será crucial.

Cada cual sabe qué rutinas y actividades le permiten conseguir este estado de ánimo, por todo ello es tan importante para un “artista de la venta” permitirse los tiempos y placeres necesarios para llegar a este estado óptimo.

 

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments

  • Jose
    Responder

    Excelente explicar las ventas desde su vinculación con las emociones y la necesidad de ser optimista. Un punto de vista fundamental.