Gestión de equipos de trabajo: Coordinación y Motivación

La productividad de una empresa está condicionada por muy distintos elementos, uno de los más importantes es el factor humano. Por este motivo, para conseguir un funcionamiento óptimo como grupo, es vital saber gestionar los equipos de trabajo. No es suficiente el tener trabajadores que destaquen en su especialidad si no se les consigue motivar adecuadamente.

Aquí es donde entran en juego la coordinación y la gestión de los diferentes grupos de colaboradores. El primer paso consiste en establecer un objetivo común y las tareas necesarias para alcanzarlo, de manera que luego se pueda determinar cómo debe proceder cada equipo.

El responsable de dirigir aprende en cualquier curso de liderazgo y gestión de equipos que tiene el compromiso de conocer a sus empleados hasta el punto de influir correctamente en sus capacidades y  su motivación al asignarles cada función en el proyecto.

Así, una vez que el objetivo está claro y que todos los participantes saben cuál es su rol, se pasa a la planificación teniendo en cuenta fechas, horarios, producción y ritmo de trabajo con las herramientas de las que se dispone. Para terminar, en relación a la motivación, hay que considerar la comunicación como el aliado por excelencia en esta labor, de esta forma se logrará articular tanto al equipo en general como a cada uno de los individuos que lo integran.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments