Gestión de proyectos: aprendiendo estrategia del sector militar

La gestión de proyectos en las empresas no es una actividad aislada y limitada precisamente al ámbito empresarial. Las estrategias, como métodos, sistemas o metodologías encauzadas a la consecución de un fin concreto, están presentes en muchos y muy variados ámbitos de la vida personal y profesional y por supuesto, también en el sector militar donde la estrategia a seguir es un concepto clave, fundamental, del que la gestión de proyectos puede, y en realidad lo ha hecho, aprender mucho.

En 1942, el Mariscal de Campo Erwin Rommel sufrió la amarga derrota de El Alamein. Sus fuerzas, las llamadas “África Korps”, acompañadas por el ejército italiano, mostraban claros síntomas de cansancio y debilidad. Era un ejército, en esos momentos, muy sobrevalorado en base a sus anteriores hazañas, pero el octavo ejército británico ahora era mucho mas poderoso. La derrota de las fuerzas del Eje se veía venir y el propio “Zorro del Desierto” (así se conocía a Rommel) reflexionaba sobre lo poco ventajoso que resulta poseer una buena reputación como militar pues uno es consciente de sus limitaciones al tiempo que “los demás exigen milagros y atribuyen cada una de sus derrotas a mala voluntad”.

Igual que en una operación militar, y como vemos en el curso de pmp, la gestión de proyectos en la empresa requiere de un plan estratégico en el que se deben tener en cuenta los recursos disponibles y sus capacidades, se deben fijar objetivos reales, esto es, alcanzables, se debe estudiar, analizar y conocer el entorno y la situación de la competencia y, por supuesto, también se deben fijar planes de contingencia o un “plan b”.

Ni en Alemania ni en Italia tuvieron en cuenta las amenazas, las advertencias ni las exigencias de un mayor y mejor aprovisionamiento para el África Korps que había efectuado Rommel y así, las consecuencias, fueron inevitables.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments