Gestión del tiempo: Planificando una agenda

Mejorar la productividad y la competitividad de una empresa pasa por una adecuda gestión del tiempo por parte de los empleados.

Cuando no se gestiona bien el tiempo la sensación que se tiene es de haber trabajado mucho sin terminar de completar los objetivos. En un curso de gestión del tiempo se aprende fundamentalmente a coordinar, organizar, programar y presupuestar el tiempo de cada uno.

Para lograrlo lo primero es tener una agenda en la que preparar nuestra jornada laboral a corto, medio o largo plazo. A la hora de planificar una agenda hay que saber priorizar y decidir que tareas se deben realizar antes para alcanzar los objetivos deseados.

A la vez que aumentan las tareas y responsabilidades también aumentan las distracciones y la pérdida de concentración. La concentración vendrá de la eliminación de todo lo que no requiera nuestra atención prioritaria.

En un curso de gestión del tiempo se recomienda prever un tiempo determinado para realizar cada tarea. Lo más probable es que al principio no se cumplan estos tiempos en su totalidad, pero con la práctica cada vez se irán ajustando más. Un buen modo de ahorrar tiempo es agrupar las tareas que sean similares por su temática o metodología.

También se recomienda revisar la agenda y tachar las tareas que ya se hayan realizado. Aunque parezca algo obvio es una herramienta de motivación muy efectiva.

Por último, en los cursos recuerdan que las personas con éxito tienen exactamente las mismas 24 horas que las personas sin éxito. No se puede controlar el tiempo, pero si nos podemos contralar a nosotros mismos.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments