La lectura del balance de cuentas financieras

Llega ahora el momento de efectuar una lectura general del balance que nos permitirá contrastar las hipótesis formuladas hasta ahora formuladas manteniendo siempre el objetivo o intención de buscar la coherencia general de los hechos y conclusiones que vayamos obteniendo.

El cuadro número 3 nos presenta los balances para los mismos períodos que la cuenta de pérdidas y ganancias, así como el balance del ejercicio 1992 que luego necesitaremos para el cálculo de determinados ratios.

De la lectura de esos balances que se corresponden con los tres últimos años se desprenden conclusiones como las que siguen:

  • La tesorería presenta una reducción del 26,3% que sin embargo resulta en sí misma poco significativa pues las necesidades de disponible de una empresa, en este caso SPORTS S.A., dependen del volumen de operaciones y de las políticas de gestión del circulante en general, así como de la política de tesorería en particular y por ello, en este caso resultará de mayor relevancia analizar el ratio de tesorería algo que efectuaremos más tarde. Aún así, ya podemos intuir o prever una significativa reducción en este ratio pues, manteniéndose constantes otras variables, si la empresa ha incrementado sus operaciones también cabría pensar en un aumento del valor absoluto de esta cuenta algo que, sin embargo, se ha visto reducido. 
  • Las cuentas de clientes se han elevado por encima del 70% de crecimiento de ventas, en concreto un 85% (152 / 82 = 1,85) lo que hace prever prever un ligero aumento del período medio de cobro a clientes.
  • Menor crecimiento de los almacenes en relación con las ventas. 
  • El total de variaciones en estas partidas ha concluido en un aumento del activo corriente del 61% (448 / 278 = 1,61) o 170 millones que, aún siendo algo inferior al que se ha observado en el volumen de operaciones, resulta una elevación muy significativa e importante que explica la poderosa expansión del activo como consecuencia de las operaciones, pues la inversión neta en inmovilizado tan sólo se ha incrementado en 22 millones.

Estudiemos ahora la evolución en las diferentes partidas en el pasivo corriente:

  • Las cuentas de proveedores casi se han diplicado al elevarse en un 97% (150 / 76 = 1,97) lo que supone un crecimiento muy superior al crecimiento en el volumen de operaciones que no parece obedecer a un incremento excepcional de las compras –observando la evolución en los almacenes- por lo que debemos suponer cierto estiramiento en el tiempo medio de pago a proveedores. Esta situación es coherente con la información que SPORTS S.A. ha aportado y explicaría la utilización del retraso en el pago a proveedores como un recurso para cubrir el déficit financiero. 
  • Los acreedores a corto plazo se han incrementado en un 71% (29 / 17 = 1,71), igualando prácticamente el incremento observado por el volumen de negocio, lo cual es razonable teniendo en cuenta que los costes operacionales se han visto elevados de forma casi proporcional a las ventas. De ello se deduce con suficiente claridad que las condiciones de crédito de estos acreedores no se han modificado sustancialmente. 
  • La cuenta de hacienda pública refleja el importe devengado cada año por el impuesto de sociedades, y su crecimiento responde a la evolución al alza del beneficio.
  • La cuenta de deuda a corto plazo se corresponde con la parte de la deuda contratada a largo plazo con vencimiento a corto. Esta deuda se contrató con el fin de financiar una parte de sus inversiones en inmovilizado; la devolución de principal se produce mediante un pago único de 5 millones al final de cada año. Por lo tanto, esta cuenta siempre permanece constante con un importe de 5 millones. 
  • Los créditos a corto incluyen el importe de la financiación por efectos descontados al que se suma el importe dispuesto de la línea de crédito. Dicha financiación se ha incrementado en un 88% (92 / 49 = 1,88) para el período en cuestión. Si establecemos una comparación entre este crecimiento y el de proveedores concluiremos que SPORTS S.A. ha financiado su expansión esencialmente a base de proveedores y crédito bancario, experimentando sin embargo un mayor crecimiento los primeros. En términos económicos esta decisión resulta comprensible puesto que hasta este momento la financiación de proveedores no conlleva gastos financieros mientras que la financiación bancaria sí que tiene un coste del 12%. 
  • El total de variaciones de todas estas partidas ha conllevado un crecimiento del pasivo corriente de 137 millones que, en términos relativos, significa un crecimiento del 88% (292 / 155 = 1,88). Si el activo corriente creció en 170 millones y el pasivo corriente en 137, la diferencia de 33 millones es el aumento de los recursos permanentes de la empresa para financiar inversiones en activo corriente, es decir, el aumento del fondo de maniobra para dicho período.
  • En cuanto a recursos propios, los mismos han crecido en 65 millones, cantidad que se corresponde con los beneficios durante el transcurso de los dos últimos ejercicios. Es decir, SPORTS S.A. ha destinado el beneficio íntegro a autofinanciación pues no ha repartido dividendo.

Como hemos podido comprobar hasta ahora, la simple lectura del  balance y de la cuenta de resultados, junto con la realización de unos sencillos cálculo, nos ha permitido tener una visión en conjunto sobre la situación genral de la empresa y de sus principales líneas de tendencia. Así, hemos podido: 

  • Analizar la estructura de resultados de la empresa
  • Analizar la evolución de sus principales renglones.
  • Identificar las señales de alerta sobre el riesgo económico del negocio.
  • Analizar la evolución general de las principales partidas del balance, constatando el fuerte aumento del activo corriente debido al crecimiento de las operaciones, así como una significativa dilatación en el plazo de pago a proveedores al final del ejercicio. Estos hechos en su conjunto justifican las tensiones existentes de tesorería a la vez que permiten la formulación de hipótesis acerca de las posibles deficiencias en el planteamiento financiero del negocio.

Dichas conclusiones previas acerca de la situación económico-financiera de SPORTS S.A. nos permite una primer acercamiento al problema al que se enfrenta la compañía. Esto será la base para la orientación de nuestro diagnóstico si bien este análisis descriptivo no nos permitirá cuantificar el problema para así ser capaces de proponer soluciones sean de ayuda a la dirección de la empresa.

Apoyándonos en los instrumentos de este curso de introducción al análisis financiero que ya conocemos, y comenzando por el estado de origen y aplicación de fondos o cuadro de financiación, deberemos sintetizar e interrelacionar el gran volumen de información manejada de forma que resulte más significativa, y permita dimensionar el problema y confirmar conclusiones.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments