Ladrones de tiempo: Economía y organización

La actividad humana es el recurso más valioso de una organización grande o pequeña. La esencia de esta actividad es el tiempo que dedica a cada labor.

Paralelamente el mayor coste que una empresa debe soportar suelen ser sus empleados. El robo de tiempo es tanto más difícil de analizar y resolver porque se realiza sin ocultarse y con el consentimiento de la ignorancia.

Como responsables de equipos y colaboradores, sabemos que el tiempo es igual a dinero, por lo tanto las consecuencias económicas de una mala gestión del tiempo por parte de cualquier integrante de un negocio es directa.

Estos elementos afectan no solo al rendimiento actual sino al rendimiento futuro, a la capacidad de producir mejor y de forma más eficaz.

Si no podemos localizar y conocer cuales son los principales ladrones de tiempo, no podremos aplicar técnicas que los contengan, limiten o supriman. Por ello una primera clasificación puede resultar muy útil a la hora de organizar rápidamente las diferentes cuestiones que interrumpan nuestro día a día.

–         Externos

–         Internos

Los más difíciles de detectar son los internos y, sin embargo, son los que más tiempo nos consumen. Puede ser necesaria la colaboración de un docente o un coach especializados en cursos de gestión del tiempo, que analicen cada particular estructura, hábitos y situaciones laborales para implantar soluciones personalizadas.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments