Liderazgo y Gestión de Equipos: Motivación y Confianza

Todas las empresas se ven afectadas por los cambios que se producen en su entorno, lo que les obliga a evolucionar y adaptarse a esas novedades. En un curso de gestión de equipos enseñan como un buen líder hace frente a esos cambios con el fin de motivar a su equipo para alcanzar el objetivo deseado.

Para empezar hay que ser conscientes de que el resultado obtenido debe prevalecer por encima de los esfuerzos individuales de cada uno de los miembros del equipo. Un buen líder tiene que saber complementar las distintas habilidades individuales presentes en su equipo y mostrar la repercusión de su trabajo en el objetivo común.

Sin embargo, liderar a los demás comienza por liderarse a uno mismo. Algo que se aprende en un curso de gestión de equipos por medio de la autorreflexión y la modificación de ciertos hábitos y rutinas. De este modo se consigue crear un clima de motivación y confianza basado en una serie de puntos:

–      Un objetivo: Común a todos los miembros del equipo y del que han de conocer todas sus características.

–      Una planificación: Cada miembro del equipo ha de saber su función, su objetivo individual y sus responsabilidades.

–      Un buen ambiente: Se debe generar un ambiente de confianza y colaboración entre todos los componentes del equipo.

–      Una evaluación: Verificar que el trabajo realizado hasta el momento y sus resultados se corresponden con el objetivo principal.

–      Unos resultados: Que demuestren el rendimiento del equipo. A través de unos indicadores de gestión se mide la eficacia de esos resultados.

En conclusión la gestión de equipos enseña a responsabilizarse de un equipo y a influir en la eficacia de cada uno de los individuos que los componen con el fin de alcanzar un objetivo común.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments