Nueva legislación sobre energías renovables del 2018 en España

El futuro son las energías renovables, y con ello toda una serie de avances tecnológicos e industriales que cambiarán nuestras vidas a mejor, que modificarán el funcionamiento de los sistemas energéticos y el aprovechamiento de la electricidad, que cambiarán los medios de transporte y las ciudades, generando menos contaminación y ayudando a hacer de este un planeta más limpio y saludable para todos. Cada vez son más las empresas y los ingenieros que trabajan en hacer esto posible, desarrollando más y mejores sistemas de generación de energía renovable, con el que no se consuma ningún bien escaso o necesario y con la que no se perjudique a la atmósfera y al medio ambiente. Para todo ello no es solo necesario el desarrollo tecnológico, sino también el desarrollo de leyes y normas que organicen, gestionen y promuevan dichas energías renovables, para hacerlo posible y facilitarlo de cara a los ciudadanos.

Los grupos parlamentarios y los diferentes partidos políticos trabajan en campañas, planes y propuestas para mejorar las leyes y llevar la industria española por el camino de las energías renovables y los medios sostenibles. Por ello, registraron diferentes propuestas de leyes y normas que veremos a lo largo de este 2018 y que podrían llegar para quedarse, cambiando la forma que teníamos hasta ahora de considerar a las energías renovables y normalizándolas, para que se adapten a nuestro día a día y nuestras empresas, compañías y hogares. Veamos a continuación algunas de las nuevas legislaciones en materia de energías renovables para este 2018 en España propuestas por los grupos parlamentarios de nuestro Congreso.

Ley de Fomento del Autoconsumo eléctrico 

Según esta ley registrada y apoyada por todos los Grupos Parlamentarios a excepción del Partido Popular, se reconoce el derecho de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país, España, a aprovecharse y beneficiarse de las ventajas y la utilidad del autoconsumo de energía eléctrica sin que haya cargos ni inconvenientes. Es decir, que no tendrían que pagar el conocido como Impuesto al sol ni tendrían cargos económicos o de cualquier otro tipo por el hecho de tener y aprovechar dispositivos o sistemas de autoconsumo eléctrico, algo tan necesario como recomendable hoy día, tanto por el ahorro que supone como por el beneficio para el planeta y el medio ambiente.

Con esta ley lograríamos un gran paso en materia de energía renovable y autoconsumo, por lo que es uno de los pasos más importantes que se pueden dar, ya que otras leyes y normas que hasta ahora impedían el correcto aprovechamiento de los sistemas de energía renovable y generadores limpios eran un problema bastante significativo que detenía el progreso energético y continuaba los medios tradicionales. Los impuestos como el ya mencionado Impuesto al Sol está considerado uno de los grandes impedimentos del autoconsumo eléctrico, y los grupos parlamentarios que apoyan esta nueva ley para este año defienden que los ciudadanos y ciudadanas que aprovechen estos sistemas y pasen a la energía limpia no tienen que pagar los costes del sistema eléctrico y las eléctricas tradicionales. Es una carga que no está justificada y por fin parece que nos despediremos de ella con esta nueva ley para el año 2018 que ya ha empezado.

Las leyes centradas en el autoconsumo y en la energía limpia 

Como vemos en el Curso de Energías Renovables en Madrid, de todas las propuestas de ley y todos los cambios que se están experimentando en el Congreso y en los diferentes grupos parlamentarios, la más destacada es la que eliminaría los impuestos injustos a las energías limpias y al autoconsumo, liberalizándolo y convirtiéndolo en una muy buena opción para los consumidores y consumidoras que así lo vean conveniente y que quieran optar por ellos, bien sea por las ventajas que tienen para el medio ambiente, la ciudad, el planeta y nuestra propia salud o por el beneficio y el ahorro que supone al hogar y al bolsillo de los ciudadanos, pues en muchos casos sale más rentable y resulta más económico a largo plazo que las energías tradicionales y el sistema actual que tenemos con las empresas eléctricas y generadoras de energía, que en muchos casos abusan de su poder y su influencia en el Gobierno para fomentar leyes contrarias a las energías limpias o al autoconsumo para mantener su modelo de negocio y evitar que se desplomen sus beneficios y sus ingresos.

Además de lo ya mencionado en la ley anterior que liberaliza el autoconsumo e impide los impuestos a las energías limpias de este tipo, vemos otros cambios y otras propuestas de las que hablaremos a continuación y que ayudarían muchísimo a este mercado y a los consumidores. Y son las siguientes.

Cambios para favorecer el autoconsumo de energías limpias 

El principal cambio sería eliminar ese impuesto absurdo e injusto, pero no sería el único. Vemos también la propuesta para este 2018 de permitir que los consumidores y las empresas vendan la energía sobrante o la almacenen, para así evitar desaprovechar dicha energía y poder favorecer el consumo y la rentabilidad de los sistemas generadores de energía renovable y limpia. Un pequeño pero importante paso adelante para el consumidor y un gran salto para el medio ambiente y el planeta, que se vería beneficiado de ello al ser muchos los consumidores y las empresas que se decidirían a abandonar los medios y los sistemas de energías tradicionales o contaminantes a favor de las limpias y las renovables, que son mucho más recomendables y que les benefician en tantos elementos diferentes, como el ahorro para el bolsillo y el hogar y la salud para el futuro y el presente.

La energía generada por autoconsumo podrá compartirse, lo que vendría a ser permitir que varios consumidores o vecinos se beneficien de un mismo sistema integrado y aprovechen dicha instalación para generar energía y abastecerse de ella, sin tener que comprar o contratar otro sistema aparte para realizar la tarea que uno solo ya realizaría sin problema. Más ahorro y toda una mayor facilidad para generar energía y aprovecharse de ella con facilidad y rapidez. Esta opción que conocemos como el autoconsumo compartido está implementándose en muchos otros países y sirve para combatir de forma directa con la pobreza energética, para fomentar el ahorro y la limpieza del medio ambiente, reducir los costes de producción y de instalación, así como la contaminación y ayudar a los ciudadanos. Hasta ahora, en España estaba prohibido hacer esto, ya que de hacerlo muchos podrían abandonar o reducir su consumo eléctrico tradicional y las grandes empresas eléctricas se verían perjudicadas.

Con las nuevas leyes y la aceptación de los derechos de los consumidores por parte de estos grupos parlamentarios entre los que se excluye el Partido Popular, que otros años ha propuesto y aceptado leyes contra el autoconsumo y las energías limpias y renovables, se conseguirán grandes progresos y se facilitará el acceso de los ciudadanos y ciudadanas a la energía y al ahorro, así como a una vida mejor y más limpia que compartiremos en un futuro y que nos llevará por el buen camino como país y como personas. Un posible adiós a la contaminación, al calentamiento global y a tantos problemas. Así como la facilidad para elegir nuestra energía y controlar tanto de dónde sale como cuánto nos cuesta.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments