Nuevos enfoques de gestión de proyectos: Agile, Lean, Scrum

En los últimos años y en los últimos tiempos hemos vivido una evolución significativa y una serie de cambios en lo que respecta al tema de la gestión de proyectos profesionales dentro de la empresa y en los distintos enfoques que se les puede dar para su elaboración y para su desarrollo. Se han ido introduciendo nuevos elementos, nuevas funciones y nuevas metodologías, así como herramientas que nos permiten trabajar en equipo de una forma sincronizada a tiempo real junto con los equipos informáticos y con otro tipo de máquinas o herramientas, permitiéndonos llegar aún más lejos y dándonos la oportunidad de ahorrar tiempo y dinero para las empresas y su actividad, mejorar la calidad y el resultado final de los proyectos realizados y suponiendo toda una ventaja y un beneficio para la compañía y para el objetivo final que seguíamos. 

Son varios los nuevos enfoques que encontramos en el mercado y dentro de las empresas de los enfoques en la materia de la gestión de los proyectos y de las metodologías o los métodos de trabajo que se siguen para lograr este éxito de los proyectos o este buen resultado. Entre los muchos que podemos encontrar, destacan los conocidos y extendidos por todo el mundo: Agile, lean y Scrum. Estos tres ejemplos son tan importantes y relevantes que se premia con oportunidades laborales y con ventajas competitivas a los empleados y los estudiantes que cuentan con formación en cursos y ciclos formativos enfocados en ellos y que saben cómo trabajar con estas metodologías y ajustar lo aprendido en dichos cursos para las empresas con las que trabajan y para su trabajo diario en equipo. 

Veamos a continuación qué nos ofrecen y qué diferencia o ventaja tienen para los empleados y para las empresas Agile, Lean y Scrum. 

¿Qué son estos nuevos enfoques de gestión de proyectos? 

Hemos oído hablar de ellos y sabemos que son un bien y un conocimiento muy preciado para las empresas y para los distintos sectores profesionales. Sin embargo, no tenemos claro qué pueden aportarnos o para que sirven, más allá de que son un enfoque de gestión de proyectos y que nos ayudarían a organizarnos de un método y una forma diferente a como lo hemos estado haciendo hasta ahora. Pues bien, respondamos a esta pregunta e informémonos mejor para poder empezar a implementarlo, estudiar y aprender el sistema y su enfoque en gestión y poder optar a llevar nuestros proyectos y nuestros trabajos en equipo por estas nuevas vías tan destacadas e importantes y relevantes para el mercado y para el público profesional dentro de las pequeñas y grandes empresas. 

Hay muchas opciones diferentes, como ya hemos visto, solo con pensar en los tres principales ya nombrados y en otros como Kanban nos damos cuenta de que tenemos muchos entre los que elegir. Y resulta curioso que no son muchas sus diferencias y que podrían incluso complementarse unos a otros para aportarnos toda una experiencia de gestión y control de proyectos, trabajo y actividad de nuestra compañía, nuestra empresa y nuestros trabajadores. Se podría decir que estos métodos y todas estas metodologías se solapan entre sí y tratan de competir ofreciéndonos mejores opciones de software y una experiencia más completa, reduciendo el tiempo y el coste que invertimos en el trabajo y ayudándonos a aprovechar mejor los recursos de la compañía. La calidad, la productividad y otros factores clave también se ven mejorados gracias a ello. 

¿Cuál es el origen de estas metodologías de gestión de proyectos? 

Con la industrialización y con la llegada de fábricas y sistemas de producción masiva hubo que desarrollar métodos y sistemas con los que optimizar el trabajo, reducir el coste, acelerar el proceso y reducir el margen de error o los fallos en la cadena de producción, con lo que se conseguía no solo abarcar un mayor número de público objetivo y extender la marca, sino reducir los costes, adquirir un mayor beneficio y, en según qué casos, abaratar el coste para ofrecer a los clientes precios más competitivos, lo que nos beneficia a todos. Su origen podría estar, además de en otras compañías y otras empresas muy destacadas que siguen dominando el mercado hoy en día, en la conocida marca Toyota, de Taiichi Ohno. 

El directos de Toyota que revolucionó la empresa y cambió la industria y el mercado es muy conocido por sus avances en gestión de proyectos y en metodología, por lo que lo consideramos el origen de los enfoques de gestión de proyectos como Agile, Lean y Scrum, entre otros. De hecho, fue Taiichi Ohno el genio que desarrolló el conocido método de gestión y elaboración de proyectos Lean Manufacturing, con el que introducía una serie de mejoras en su marca y su compañía y beneficiaba a todos los empleados y a la misma empresa, que pasó a dominar el mercado y extenderse por todo el mundo, tal y como la conocemos ahora y como vimos de forma posterior al desarrollo de esta metodología. 

Veamos un poco más en detalle los aspectos de cada metodología y cada sistema para conocerlos algo más en profundidad y saber en qué se diferencian, así como qué nos aporta cada una y si es más recomendable o menos en función de lo que buscamos y deseamos para nuestros proyectos profesionales. 

Aspectos generales de Lean Manufacturing y Lean It 

Lean Manufacturing es una metodología o un sistema de trabajo y enfoque de gestión de proyectos que se dirige de forma principal a la elaboración y fabricación del producto que posteriormente pasará a comercializarse. Por ello es esta la metodología o la filosofía que desarrolló Taiichi Ohno para su empresa Toyota. Mediante este proceso sistemático y continuo se logra captar e identificar todos los elementos sobrantes en el proceso de fabricación y todos los pasos o partes del proceso que provocan un exceso o una pérdida de recursos, tiempo y dinero. Una vez que hemos captado ese sobrante y esos elementos negativos, podemos eliminarlos de la cadena de trabajo y del proceso global, para evitar perder tiempo y recursos en ello y poder ahorrar o mejorar la cadena de producción.

Todo ello se traduce en una mejora significativa y un logro de la eficiencia plena. En Toyota se busca continuamente captar los errores o los problema y los sobrantes de los procesos de trabajo para llevarlo a un nuevo nivel y avanzar en él. 

Por su parte, Lean IT aplica los principios vistos en el método anterior a la gestión de las tecnologías de la información. Se busca mejorar la gestión de estos procesos para aportar un valor importante al cliente y garantizar la satisfacción. Como el resto de métodos es muy recomendable y tiene una serie de ventajas y elementos clave que hacen que sea tan destacado e importante para tantas empresas y tantas compañías por todo el mundo. 

Agile y Scrum 

El curso de Agile hace referencia al proceso que consiste en incrementar la productividad y el desarrollo de software ágil. Se busca conseguir un método o un enfoque incremental y progresivo, en lugar de perfilar el existente o eliminar los problemas y los excesos que este pueda tener. Los proyectos ágiles y su metodología busca mejorar de forma continua y por ello está sujeta a cambios en todo momento. Para ello garantizan la retroalimentación por parte de los usuarios, que la fomentan y la general, y aportan algo muy importante para las empresas y las compañías, porque les aporta un sistema destacado con el que trabajar y desarrollar sus proyectos y gestionarlos. 

Como vemos en el Curso de Scrum, es un método algo más reciente que Lean Manufacturing, estando a la par con el resto en lo que respecta a su origen. Scrum se basa en aplicar diferentes métodos y diferentes elementos y prácticas para lograr desarrollar y gestionar el proceso de trabajo del proyecto, con el que beneficiar a todos los miembros del mismo y con el que dotarles de un añadido único que les ayude a lograr todos esos beneficios y todas esas ventajas que hemos comentado con los otros métodos y, de una forma más general y amplia, con los enfoques y las metodologías de la gestión de proyectos, entre los que hemos destacado además de Scrum: Lean (en sus dos formas: Lean It y Manufacturing Lean), Agile e incluso Kanban, que funciona de una forma más visual mediante tarjetas visuales que nos ayudan a gestionar el tiempo y el flujo d etrabajo.

La importancia de los enfoques de gestión de proyectos 

Una vez que comprendemos qué nos ofrecen y qué nos aportan todos estos enfoques y todas las metodologías o los sistemas de trabajo que encontramos en el mercado y que se implementan en las compañías y las empresas o en las fábricas, en función de la tarea a lograr y del objetivo a cumplir, comprendemos lo importante y relevante que es y lo mucho que puede hacer por nosotros como emprendedores, empresarios, empleados o profesionales que trabajan para una empresa del sector. También es importante y relevante para los estudiantes y los alumnos porque les dota de la formación que le podrán exigir o pedir en una entrevista de trabajo y que podrá ser la diferencia entre lograr el puesto vacante dentro de la empresa o quedarse fuera. 

Por la oportunidad profesional y la ventaja competitiva que ofrece a empleados y a profesionales, así como a las empresas y las compañías y por lo efectivos que resultan estos enfoques para el desarrollo y la elaboración de proyectos, recomendamos conocer y dominar los sistemas y empezar a implementarlos en la actividad de la empresa si aún no se ha llevado a cabo.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments