¿Qué es JavaScript?

Hemos oído hablar mucho de JavaScript a lo largo de los últimos años y durante prácticamente todo el tiempo que hemos pasado utilizando ordenadores a nuestra vida. Con la llegada de los dispositivos móviles seguimos hablando de este elemento tan interesante y curioso, aunque empezó a cuestionarse su utilidad y si era o no recomendable formarse en ello y aprender toda la materia y todo el temario referido a JavaScript. Sin embargo, aún a día de hoy encontramos muchas personas que no saben lo que es, que no conocen su importancia y que no terminan de entender si sigue siendo o no útil y qué nos aporta a los usuarios de todo el mundo y de todo tipo de equipos, ordenadores y dispositivos. ¿Es útil JavaScript? ¿Qué funciones o qué tareas cumple para ayudar a los usuarios? O directamente, ¿qué es y quién lo usa?

A continuación responderemos a todas estas preguntas y mucha más, para tratar a fondo el tema de qué es JavasCript y poder asesorar a todas las personas interesadas en ello o con curiosidad en el tema, tanto si es solo para resolver las dudas como si lo que buscan es una opción formativa y laboral a la que dedicarse y en la que invertir su tiempo, su dinero y su dedicación con cursos y ciclos formativos.

Para empezar a tratar el tema en profundidad, vamos a definir qué es JavaScript y a explicar brevemente su historia y su extensión por el mercado, lo que a su vez nos ayudará a tener una visión más amplia y completa de su relevancia y su utilidad.

Definición de JavaScript 

JavaScript, también visto en muchas ocasiones por las abreviaturas como puede ser “JS”, es un lenguaje de programación de tipo interpretado. Es decir, que sirve o se utiliza para analizar y ejecutar otros programas a su vez, por lo que será como una puerta de acceso a brindar experiencias y software de todo tipo a los usuarios, permitiendo su uso y su ejecución, así como otros aspectos y otros elementos. Como lenguaje de programación, JavaScript está orientado a objetos, se encuentra basado en prototipos, es imperativo y, para dar más información sobre él diremos que se cataloga como débilmente tipado y como un lenguaje dinámico de programación. Además de eso, es un dialecto del estándar ECMAScript, lo que ya nos dice un poco cuál es su origen y en qué consiste a nivel general o qué podemos llegar a hacer con él en nuestro día a día y nuestro trabajo.

Así, JavaScript se ha ido extendiendo poco a poco por el mercado y ha logrado posicionarse como uno de los elementos digitales y los lenguajes de programación más conocidos en el ámbito de internet y de las tecnologías. Cualquiera que tenga un dispositivo o un ordenador ha oído hablar o ha visto algo relacionado con JavaScript, desde ventajas emergentes que piden permiso para activar JavaScript hasta necesidades dentro de las empresas o demandas de empleados y personal cualificado que sepa programar y trabajar con él para colaborar con la actividad de la empresa. Y, como vivimos en un mundo conectado en el que prácticamente es imposible estar sin algún equipo o dispositivo, todos hemos llegado a emplear o utilizar JavaScript de forma directa o de forma indirecta, al utilizar ciertos elementos web o acceder a páginas y sitios online.

Usos de JavaScript y diferencias con respecto a otras opciones 

Entonces, siendo tan destacada y tan importante en el mercado corporativo como hemos comentado, tanto entre los usuarios y en nuestros equipos como en las empresas y en trabajos de programación web, desarrollo de aplicaciones, etc. Muchos se preguntan qué hace exactamente o para qué sirve, o lo que es lo mismo, en qué se diferencia del resto de lenguajes y de lo que podemos hacer con otras plataformas y otras opciones que encontramos en el mercado y para las que también hay muchos profesionales y muchos alumnos formándose y preparándose, algunos con gran experiencia en ello y con una habilidad muy avanzada, a nivel de experto. Pues bien, para comprender qué hace JavaScript y en qué se diferencia, veremos los usos que tiene y la utilidad principal que nos ofrece a usuarios, profesionales, empresas y a todo el mercado en general.

JavaScript se emplea de forma principal de cara a los clientes o los usuarios, implementándose y funcionando junto al navegador web para permitir que estos puedan utilizar algunos elementos de las páginas web o puedan acceder a ellas con toda la experiencia completa. Hay muchas funciones, muchos plugins o aplicaciones que requieren de JavaScript para funcionar, por lo que esto es imprescindible para ellos. Desde vídeos hasta algunos juegos, contenidos y demás aspectos gráficos y técnicos de las páginas. Además hay versiones de javaScript o formas de emplearla no solo en los navegadores web, sino en otro tipo de utilidades, como los documentos o ciertos archivos, entre los que destaca el PDF.

Para empresas y particulares con páginas web, así como otras funciones, es imprescindible. Sin ella no funcionarían todos estos elementos básicos. Por ello, los usuarios permiten que se ejecute JavaScript en sus navegadores y por ello es tan conocida y destacada.

Historia, desarrollo y extensión por los equipos informáticos 

Curiosamente, Java surgió en 1995 y fue creado por el desarrollador y directos de tecnología Brendan Eich, que por aquellos años trabajaba en Netscape. Más tarde esa compañía evolucionaría y cambiaría de nombre, pero JavaScript se mantendría evolucionando a su vez sin parar y extendiéndose por todo el mercado. Netscape empezó a integrar la tecnología de Java en sus navegador web, conocido como Netscape navigator, en unos años en los que Google Chrome aún no se había coronado como el navegador favorito de los usuarios, pues no había llegado todavía, como tampoco su famoso y conocido buscador, ya que ambos son bastante posteriores. Sin embargo y, aunque Java estaba reconocido legalmente como marca registrada de la compañía Oracle Corporation, siendo a su vez empelada por Netscape Communications, Microsoft se interesó en ella.

Fue entonces cuando Microsoft originó lo que conocemos hoy día como JavaScript o JScript. El nombre se cambió para evitar problemas con la marca y poder emplearlo en el navegador Internet Explorer que todos conocemos. Llegó en el año 1996 y pudo ayudar a evitar el cuestionado Efecto 2000, con sus nuevas funciones y con las mejoras que se implantaron. A finales de la década de los 1990, los autores ofrecieron que JavaScript fuera el lenguaje estándar para ciertas asociaciones y ciertos grupos de empresas, lo que le llevó a dominar el mercado y continuar extendiéndose aún más, enfrentándose de forma directa a la competencia y cortándole un poco el margen de actuación y extensión.

Su importancia en la actualidad y su puesto en el mercado 

En la actualidad, JavaScript sigue evolucionando e innovando para mantenerse como el estándar de muchas páginas web y de los navegadores, a la vez que ha ido probando otros terrenos y otros usos. Es hoy día uno de los lenguajes de programación más populares y conocidos en todo internet y en el mercado de desarrolladores, informáticos y creadores de contenido de tipo web. Tanto los que desarrollan y diseñan páginas web como los que elaboran algún tipo de contenido digital para los navegadores y los distintos espacios en la red pueden beneficiarse y pueden aprovecharse esta interesante materia y de las utilidades de JavaScript para enfocar sus productos y lo que ofrecen al público, contando en todo momento con un buen funcionamiento y con la seguridad de que será compatible con el equipo o el dispositivo del usuario final.

Y es que esta es otra ventaja a tener en cuenta cuando estamos hablando del uso o de la implementación de JavaScript, que es compatible con todos los dispositivos y los equipos, ya que no ejecuta procesos o líneas de código en el sistema operativo, sino en el navegador web. Esa diferencia es importante, ya que permite que, solo con tener el navegador actualizado y permitir el uso de la tecnología como JavaScript en el navegador y en el uso de la página web concreta.

Así, vemos que es lógico que sea tan popular y que esté tan extendido, porque además de útil es cómodo de usar y muy práctico, teniendo siempre compatibilidad y un acceso directo para su empleo en el navegador.

¿Sigue siendo recomendable a día de hoy JavaScript para estudiar y trabajar en su materia? 

Puesto que, con la llegada de los dispositivos móviles vimos una revolución en el mercado tecnológico y en las tendencias y los lenguajes de programación que dominaban el mundo, muchos ya no saben si es o no recomendable formarse en algunos de ellos. En el caso de JavaScript, vemos que sigue siendo tan utilizado como antes y que mantiene su dominio en los navegadores web, sobre todo en los que se encuentran en equipos de escritorio, que pueden tener sistemas operativos como Windows en sus diferentes versiones, Linux o macOS. En lo que respecta a los dispositivos móviles, las tabletas y ciertos equipos nuevos que están llegando y empezando a ser tendencia, no está tan presente o lo está de una forma limitada por los propios usuarios que pueden desactivarlo con mayor facilidad y sustituirlo, lo que podría limitar o quitar mercado a JavaScript, aunque no lo ha logrado del todo.

Pese a esta tendencia o este cambio generalizado en el mercado, se puede afirmar que estudiar JavaScript sigue siendo tan importante y relevante como antes. Su utilidad y sus usos para los desarrolladores y los creadores de contenido, así como todo lo que proporciona a los usuarios, son más que suficientes para justificar su uso y ser imprescindibles en cualquier navegador web y para la utilización de cualquier medio que se encuentre en una página o una plataforma. De hecho, vemos que, cuando el dispositivo o el ordenador no tiene activado JavaScript o este no se  encuentra actualizado a una versión compatible con el navegador y con la función o el contenido que se pretende visualizar y ejecutar este no funciona.

Es por ello por lo que muchos se acaban obligando a sí mismos a instalar y/o permitir JavaScript, que tiene tantas ventajas y beneficios y tan pocas desventajas que puedan hacerles cambiar de opinión en su uso.

JavaScript, lenguaje de programación interpretado 

JavaScript es un lenguaje de programación interpretado que conlleva una serie de elementos que hacen de ello algo importante y relevante para las empresas, para los particulares, los programadores y, como no podría ser de otra forma, los usuarios finales y el público en general. La formación especializada en esta materia y en este lenguaje de programación sigue estando en boca de muchos estudiantes. Encuentran en JavaScript una serie de oportunidades y facilidades que son más que suficientes para justificar el tiempo dedicado y que harán que merezca la pena de verdad cursar los estudios en ello.

A la hora de entrar en una empresa o acceder a un nuevo puesto de trabajo, podrán contar con ese aliciente que les impulsará y les situará por encima de otros candidatos que no sepan utilizar y programar con JavaScript, teniendo en cuenta siempre que esto dependerá de si el cargo para el que se presenta requiere o no de este conocimiento y si es un añadido al empleo que puede favorecer al empleado o no. En los casos en los que es así, se convierte en una ventaja competitiva para el candidato. Y también es frecuente encontrar empresas o compañías que buscan expertos en JavaScript o programadores con esta formación y con un dominio especializado en ello, por lo que su relevancia no se ha perdido con los años y sí es recomendable para los interesados.

Ahora, ya sabemos qué es JavaScript y tenemos una visión general de lo que aporta para el mercado profesional y para las empresas, así como para las páginas web y para los navegadores o los diferentes usos que le podemos dar en nuestros dispositivos.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments