¿Qué es la gestión del tiempo?

Vivimos en un mundo cada vez más acelerado y productivo en el que saber gestionar y controlar el horario y el tiempo se hace vital para un gran número de personas. Cada vez vemos más que no paran de correr y realizar el mayor número de tareas o actividades posibles en el menor rango de tiempo posible y eso, aunque pueda parecer positivo o productivo para ellos, no denota una buena gestión del tiempo, sino estrés y agobio que, a largo plazo, puede pasarles factura y costarles un disgusto a la salud. Por ello, nuestra sociedad busca métodos y medios para gestionar el tiempo de tal forma que nos permita hacer todo lo que queremos y sentimos que es nuestra obligación sin padecer de estrés ni tener que renunciar a lo que nos gusta o a pasar tiempo con la familia y las mascotas.

A continuación hablaremos de la gestión del tiempo y buscaremos la definición de qué es exactamente, con el fin de que todos podamos ir en ese camino en lugar de precipitarnos hacia una tormenta de obligaciones y tareas que acabe con nosotros.

Definición de gestión del tiempo 

La gestión de tiempo es aquella tarea o aquel proceso destinado a desarrollar un plan y un horario destinado a aprovechar mejor el tiempo a lo largo de un periodo concreto. Puede ser durante un periodo de semanas previo a un exámen, durante todo el curso o año antes de las pruebas de unas oposiciones o incluso del día a día y de las tareas propias de nuestra rutina, que también debemos organizar y para las que la gestión del tiempo también puede ser muy necesaria y útil. La pregunta a la hora de proceder a este tipo de gestión de nuestro tiempo y de las horas y momentos que destinamos a cada tarea es: ¿cuánto vale nuestro tiempo? O, de otro modo, ¿qué queremos lograr y de cuánto tiempo disponemos para hacerlo?

Curso gestión del tiempo Madrid

Aprender a gestionar bien el tiempo y ser cada día más productivo

No tenemos que caer en la prisa constante ni en vivir acelerado para poder aprovechar el tiempo. La gestión del tiempo es, como ya hemos comentado más arriba, todo lo contrario. Poder aprovechar nuestro día y nuestro tiempo sin que suponga perjuicio para nuestra salud ni para aquello que nos importa y para lo que nos esforzamos día a día. Por ejemplo, con una buena gestión de tiempo, podemos cuidar de nuestros hijos o de nuestras mascotas y compatibilizar el día a día y el tiempo con unas oposiciones, con los estudios universitarios, con el trabajo, con el cuidado de familiares o con alguna habilidad y algún hobby que tengamos, etc. 

Hay muchos procesos y muchos métodos para aprender a gestionar bien el tiempo y ser más productivos, pero, como decimos, no se trata de hacerlo todo en menos tiempo, sino de llevar a cabo una organización plena y cumplirla para que haya cabida para todo, incluso para relajarse y descansar, que es algo imprescindible. Una persona que no descansa, por muy productiva que sea y por mucho que estudie o trabaje, no logrará la misma productividad que otra persona que sí descanse como le corresponde y como necesita, gestionando bien su tiempo y cumpliendo también con la que sea su obligación o su tarea de interés. 

¿Por qué es tan interesante y destacada hoy en día la gestión del tiempo?

 Porque vivimos sometidos a muchos estímulos y a muchas obligaciones o tareas que consideramos obligación, lo que nos ejerce una presión significativa y nos mantiene atentos a diferentes focos que no hacen más que producirnos estrés y agobiarnos. Deberíamos aprender a centrarnos en aquello que nos interesa y que es nuestra prioridad, gestionar bien el tiempo y poder aprovecharlo bien para hacer todo tipo de actividades o tareas. A nuestros estudios o nuestra formación, nuestro trabajo o nuestras cargas y obligaciones familiares le sumamos un montón de tareas, intereses, actividades, salidas y planes que, en muchas ocasiones, destrozan nuestra rutina y nuestro horario, provocándonos un retraso y alterando toda nuestra organización, evitando que podamos lograr nuestros objetivos y cumplir con las expectativas que teníamos. La buena organización y la perfecta gestión del tiempo, o la habilidad para ello, nos ayudará a poder enfocarnos en nuestra prioridad y dejar tiempo para otras actividades secundarias que, siendo más o menos importantes para nosotros, podamos realizar sin problema, según el tiempo que nos quede y según el horario que establezcamos o el método que sigamos en la gestión.

 Podemos poner como ejemplo ir al gimnasio una hora al día o varias horas a la semana, salir a pasear, caminar o tomar café, realizar las tareas del hogar como hacer la compra, cocinar o comprar, etc. Para todo ello hay tiempo si se gestiona bien.

Aprende a optimizar el tu tiempo. Curso de Gestión del Tiempo

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments