¿Qué lenguaje de programación debería aprender?

A la hora de formar parte del mercado profesional y laboral que se dedica al gran campo y ámbito de la programación y la creación en los sistemas operativos y los dispositivos tecnológicos debemos tener en cuenta muchos factores, así como familiarizarnos bien con el tema e informarnos de todos los aspectos relacionados con este sector, para poder encontrar la mejor formación y la más recomendada para nosotros, así como entender bien todo lo que rodea a dicho ámbito y lo que nos puede aportar como estudiantes y como trabajadores en un futuro no muy lejano. Por ejemplo, si queremos ser programadores y trabajar en esto pero no tenemos claro a qué sistema operativo o qué lenguaje de programación aprender, tendremos que buscar información sobre los diferentes lenguajes de programación que existen, compararlos y decidir aquel que mejor se adapta a nosotros y a nuestros objetivos. 

Cada lenguaje tiene una serie de ventajas e inconvenientes, así como unas finalidades, unas características y toda una utilidad práctica, por lo que no nos vale cualquier código ni tampoco hay uno único que se utilice para todo. Es por ello por lo que insistimos en la idea de informarse antes de elegir el ciclo formativo o el lenguaje en el que se va a formar, así como otros aspectos y otros tecnicismos o detalles sobre la formación a realizar o el ámbito en el que formarse. Por ello, a continuación hablaremos sobre los diferentes lenguajes de programación que podemos encontrar en el mercado y en el uso diario por parte de los profesionales, así como a la hora de buscar un curso o unos estudios en los que formarnos. Trataremos de comentar algunas de sus diferencias y sus usos, para que cada uno pueda elegir aquel que más le convenga y le guste, así como tomar decisiones acorde a información verídica y contrastable. 

¿Cuántos lenguajes de programación existen? 

Muchísimos. La respuesta puede ser muy general y vaga, pero es cierto que existe una multitud de lenguajes para programa en los ordenadores, móviles, dispositivos, etc. Es más, con el desarrollo de nuevos dispositivos y la llegada de los móviles inteligentes y las aplicaciones surgieron nuevos lenguajes y se modificaron los anteriores. Por suerte, algunas empresas están creando lenguajes con los que facilitar la creación y enfocar de forma adaptada las aplicaciones y las creaciones a cada dispositivo y cada pantalla con una facilidad mayor y una adaptabilidad muy superior. Además de adaptarse y ser un lenguaje dedicado a ese formato y sistema, permitirá funcionar mucho mejor, dotando a la aplicación, la herramienta o el programa de software que desarrollemos de un rendimiento muy superior. 

Este buen rendimiento significa mucho más que una buena experiencia de usuario a la hora de utilizar el programa, la web, la herramienta digital o la aplicación, significa que el dispositivo va a funcionar mejor, el rendimiento de este y su potencia no se verá afectada, así como aguantará más la batería y no se verá afectada o disminuida de forma. Sin embargo, no es un único lenguaje para cada sistema operativo o uso, ya que algunos tienen finalidades y objetivos similares, por lo que nos dificultan la elección y pueden confundirnos o liarnos de cara a escoger y estudiar uno. Antes de proceder a explicar algunos de ellos, los nombraremos para que nos sirvan como guía. 

Algunos del os lenguajes que podemos aprender para programar y formarnos como programadores profesionales de cara a trabajar en proyectos o en una empresa, son Delphi, también conocido como Pascal, Java, muy utilizado en el mercado y entre los estudiantes, Python, .Net, Smalltalk, C o C++, Lisp o Caml, Ada, PHP. Y luego, algunos que viene bien conocer pero que no sirven o no tienen una utilidad tan directa a la hora de implantarlo en el terreno de trabajo y en las empresas, serían HTML o CSS, Visual Basic, Coq o Perl. Vamos a tratar en primer lugar con algo más de profundidad estos lenguajes que no resultan tan recomendables, para así poder guiarnos de forma posterior a los que sí son recomendables hoy en día. 

Los lenguajes de programación que no debemos aprender 

En cuanto al lenguaje HTML, debemos saber que es el lenguaje con el que se crean las páginas web, pero no es realmente una solución eficaz ni una forma correcta de hacerlo a día de hoy, por lo que puede servir para presentar un documento o un archivo, pero no para construir una página web. Por ello, queda descartada de la lista de los lenguajes que deberíamos estudiar o que podríamos aprender a programar. En cuanto a Visual Basic y Coq, debemos saber que los profesionales y los trabajadores que conocen este lenguaje y lo emplean en su día a día no lo aconsejan y saben que no es el más recomendable. Otros lenguajes han tomado su lugar y ha sido prácticamente abandonado por los desarrolladores y por sus creadores, siendo también abandonado y dejado de lado por los usuarios, en favor de mejores lenguajes con los que crear mejores programas, webs, herramientas y aplicaciones. 

Por último, Perl no es recomendable por su aprendizaje y por la forma de utilización y uso que conlleva para los usuarios profesionales que, al aprender a utilizar Perl, presentan errores o costumbres y hábitos equivocados que pueden perjudicarles a la hora de aprender o estudiar otro lenguaje, por lo que de primeras no es muy recomendable. Se puede aprender, pero hay otros que se deberían aprender antes y que resultan más aconsejables, como veremos a continuación. 

Los lenguajes de programación más recomendables 

Entre todos los existentes debemos tener en cuenta la finalidad, los recursos, los sistemas operativos, etc. Como vemos en el Master de programación Web en Madrid, los principales y los más recomendados son, en primer lugar, Java. Java va destinado a todo tipo de objetos y creaciones digitales para internet. Además, es muy recomendable porque existe una multitud de plataformas y entornos en los que podemos desarrollar de forma gratuita con este lenguaje, lo que se vuelve atractivo de cara a los usuarios. No es tan fácil como Delphi en lo que respecta a la posibilidad de comprobar la creación de forma gráfica en cualquier momento y revisión, pero nos dará una experiencia más que aceptable y satisfactoria. Lo mismo ocurre con la ya mencionada por su ventaja competitiva Delphi, que es un muy buen entorno de desarrollo, también gratuito bajo condiciones, y que tiene muy buenos y avanzados compiladores, con una línea de aprendizaje ascendente que nos dará más posibilidades. Esta conecta muy bien con Linux, un sistema operativo que destaca entre los programadores por sus ventajas para este sector profesional. 

Si estamos buscando un lenguaje que sea bueno, directo y eficaz para programación en dispositivos móviles, en función de para qué sistema operativo y software sea, puede sernos muy recomendable el nuevo lenguaje Swift, que está diseñado por Apple y parte de la base de Objetive C, logrando mucho más y teniendo una estupenda gestión de la batería de los diferentes equipos y de los recursos, así como del rendimiento. Va dirigida a las creaciones para los dispositivos de Apple, entre los que destacan el Mac, el iPhone y el iPad, y, pese a ser muy reciente y prácticamente nueva para el mercado, ha ganado un gran número de usuarios por lo útil que resulta. Frente a antiguos lenguajes de programación, el resultado de comparar la misma aplicación desarrollada con Swift o con otro lenguaje deja entrever una gran diferencia, funcionando de forma más veloz y sencilla la creada con Swift. Si la manzana mordida es tu ecosistema y sus usuarios son tu público, este puede ser el lenguaje que estás buscando. 

Por supuesto, no podemos olvidarnos de .Net, que, según la propia Microsoft, es el futuro para su ecosistema y para sus plataformas, permitiéndonos programar aplicaciones gráficas y todo tipo de creaciones para estos dispositivos de forma muy sencilla y adaptada no solo a Windows, sino también, en menor medida, a Linux. Parte de C y Java, pero llega mucho más lejos. También podemos aprender Smalltalk, que va muy orientada a los objetos y que, para su desgracia, no es muy utilizada. También podemos hablar de Python, que es muy sencillo de entender, rápido de utilizar y eficaz, además de ligero. Su punto malo o su desventaja es que a la hora de cambiarse a otro lenguaje adaptarnos nos puede costar un poco más. Por suerte, es última generación y fácil de portar, lo que facilita su uso. 

Otros lenguajes que podríamos conocer o estudiar 

Los más recomendables, sobre todo a la hora de empezar a estudiar y conocer el terreno de la informática, son aquellos que ya hemos comentado, pero hay otros que también se puede aprender y que, a falta de los otros, pueden ser un buen inicio, aunque no el más recomendada. Entre todos esos lenguajes, que hemos nombrado en los primeros párrafos de este artículo, podemos empezar comentando C o C++. Este era hasta hace poco de los más recomendables. A nivel profesional era muy puntero y destacado, pero hay otros que le han tomado la ventaja y que, a partir de ella, han podido crear o desarrollar lenguajes de programación mucho más útiles y con un rendimiento muy superior. Es útil para muchas plataformas y muchos sistemas operativos, además de ser de los más utilizados. En cuanto al lenguaje Ada, no hay tanto que decir. Se utiliza para la programación de sistemas a tiempo real. Es sencillo pero no tiene mucha más utilidad allá de la programación en el momento. 

PHP es un lenguaje que sirve en un inicio para la creación y el desarrollo de las páginas web dinámicas. Se parece mucho a la ya comentada C++, porque también es simple y fácil de conectar a cualquier base de datos. Viene muy bien acompañar al conocimiento en PHP del conocimiento de HTML y otros. Nos da facilidades para revisar el trabajo, subirlo a la red, gestionarlo, etc. 

Como conclusión, debemos saber que hay muchos lenguajes de programación y muchas opciones disponibles, pero no todas son iguales y no todas sirven para todas las plataformas. Habrá que ver la que el estudiante o profesional quiere aprender de todas las existentes y decidir. 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments