SAP ha desplazado el cuadro de mando integral

¿Desplazado o transformado? ¿Cuál es realmente el efecto que la expansión del SAP (“Systems, Applications, Products in Data Processing” o Sistemas, Aplicaciones y Productos para el procesamiento de datos) tanto en la empresa privada como en el sector público está teniendo respecto del Cuadro de Mando Integral?

Para dar respuesta a esta cuestión antes debemos comprender qué es el llamado Cuadro de Mando Integral o CMI.

El Cuadro de Mando Integral es un instrumento o herramienta para la gestión empresarial que resulta de enorme utilidad para monitorizar, medir y evaluar desde un punto de vista general la evolución de una compañía y de sus resultados a lo largo del tiempo, lo cual resulta esencial desde una perspectiva estratégica. Así, tanto gerentes como altos cargos utilizan el Cuadro de Mando Integral por el gran valor que aporta a la hora no sólo para adquirir una visión empresarial eficaz a medio y largo plazo, si no  también para fijar y comunicar la estrategia corporativa de la compañía enfocando los recursos, tanto económicos como materiales y humanos, en una determinada dirección y con el fin de alcanzar unos determinados objetivos.

La efectividad del Cuadro del Mando Integral es muy elevada; es evidente que aporta grandes beneficios y por ello está aconsejada no sólo a grandes corporaciones si no también a pequeñas y medianas empresas o PYMES y, por supuesto, también al sector público.

Como vemos en los cursos de SAP, este programa está comiendo terreno al CMI o Cuadro de Mando Integral dado que ofrece ventajas aún mayores en lo que a brindar información valiosa para la empresa se refiere. La aplicación de diferentes metodologías, adaptadas a la realidad y necesidades de cada organización, facilita y agiliza la obtención de información que resultará de gran valor en el proceso de toma de decisiones estratégicas para la empresa.

Así, en la actualidad, nos encontramos en una situación que bien podríamos calificar de intermedia, pero en la que SAP apunta mucho más fuerte.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments