¿Sirve Scrum para proyectos no tecnológicos?

Scrum es una metodología y un sistema ágil para desarrollar y elaborar todo tipo de proyectos dentro y fuera de las empresas y las compañías de todo el mundo, así como una forma avanzada y sencilla de incrementar la productividad, favorecer el trabajo en equipo, reducir costes, ahorrar tiempo y disfrutar de toda una serie de ventajas y beneficios importantes dentro del mercado actual. Con diferentes sistemas y diferentes métodos, se puede combinar toda la utilidad y todo el desarrollo de estos tableros Scrum para lograr todo lo que se proponen las empresas y poder seguir creciendo y extendiendo su marca de forma efectiva y sin un elevado coste ni una inversión significativa, pero con la confianza y la seguridad de que resultará muy efectivo y que favorecerá en gran medida el proceso de cada proyecto y cada departamento, equipo o sector al que se dediquen.

 La pregunta que muchas empresas y muchos profesionales se hacen no es qué es Scrum ni cómo funciona, sino si su metodología y su sistema se puede implementar en todo tipo de compañías o si es exclusiva para cierto tipo de sectores o para proyectos que erradiquen exclusivamente en contenido y herramientas digitales. O dicho de otro modo, si es posible emplear Scrum de forma completa y efectiva en un proyecto que, por sus propias características y por su propio funcionamiento, no es tecnológico, sino más tradicional y ligado a otros ámbitos y medios. La respuesta es afirmativa, sí se puede emplear Scrum en todo tipo de proyectos, sean o no tecnológicos, siempre y cuando cumplan una serie de requisitos y encuentren la forma de adaptarse a las partes y las características de Scrum.

 Lo explicamos más en profundidad a continuación, completando la respuesta a esta pregunta que tantos se hacen.

 El funcionamiento de Scrum

 Scrum es una metodología de trabajo y desarrollo ágil que funciona con un tablero para hacerlo de forma visual y sencilla, adaptando sus diferentes partes, secciones y herramientas u opciones al mercado tan heterogeneo que tenemos hoy en día y a las diferentes actividades o a los diferentes grupos de trabajo que podemos encontrar, entre los que no solo destacan los de las empresas más imporantes, grandes o relevantes del mercado y de cada sector, sino también los grupos de estudiantes de diferentes institutos, centros o universidades, los departamentos de empresas medianas e incluso pequeñas y mucho más.

 Su funcionamiento, como ya hemos mencionado más arriba, es muy sencillo. Nos muestran diferentes huecos o espacios en los que encontramos tarjetas de acciones o tareas que hay que cumplir y desarrollar. La tarjeta se sitúa en cada sección según su estado en ese momento. Cuando la tarea está llevándose a cabo, se localiza en la sección junto a otras tarjetas que están completándose en ese momento. Una vez que se termina, se lleva a finalizadas o a completas, para indicar a todos los que participan del sistema y el método de Scrum en dicha compañía o dicho grupo que no tienen que ponerse con dicha acción porque otro miembro la ha terminado a tiempo. Y con este funcionamiento tan simple a priori pero tan completo y tan recomendable, se logra fomentar la productividad, la agilidad, la mejora significativa de la calidad y la producción, etc.

 Así, una vez que hemos entendido el funcionamiento o que tenemos una idea general de cómo es trabajar con Scrum, podemos pasar a ver sus características para comprender que sirve en todo tipo de proyectos, sean estos tecnológicos o no.

 Características de Scrum que le dotan de tal utilidad y eficacia

 Entre sus características encontramos las diferentes secciones que pueden representarse de forma plana y visual, bien sea en un tablón, una pizarra o un software especializado para el uso de la metodología Scrum y para su implementación en la empresa. Vemos lo fácil y rápido de usar que es, lo sencillo y limpio, la utilidad y la accesibilidad para todos los miembros del grupo o del departamento y la cantidad de información que puede aportarnos, en función de cómo queramos desarrollar el tablero y cómo lo estemos empleando. Hay quienes lo hacen con medios digitales o con medios tradicionales, a papel o a ordenador e incluso con tarjetas y post-it de colores para un reconocimiento general visual mayor.

 Podemos mencionar brevemente sus ventajas, como el ahorro de costes, la facilidad de implementación, aunque requiere una formación básica y una adaptación de los trabajadores y de las acciones a dicho cuadrante de Scrum, etc. También que sirve para agilizar, mejorar la productividad y el método de trabajo, que supone un ahorro tanto en costes como en tiempo dedicado, en horas de trabajo e incluso económico y mucho más.

 La utilidad de esta metodología

 La utilidad de Scrum, de su tablero y de su método radica en las facilidades y características que nos aporta y que nos ofrece, así como en la agilidad que lleva a cada proceso y a cada proyecto, además de a la reducción del margen de error y de la posibilidad de pisarse unos a otros dentro del equipo. Es frecuente encontrar empresas o equipos de trabajo en los que varias personas empiezan a hacer la misma tarea por error o en las que un despiste puede dejar un trabajo sin hacer o una tarea a medias. Con la metodología Scrum esto no es posible o no fácilmente, ya que puedes consultar en cada momento lo que se está haciendo por parte de cada trabajador. Y es que Scrum es muy útil y eficiente en el mercado corporativo.

 Implementar Scrum en proyectos no tecnológicos de forma manual

 Puesto que es un sistema para organizar y gestionar las tareas de todo tipo de trabajos y de todo tipo de áreas de producción o de trabajo, no es necesario que estos proyectos en los que vaya a implementarse sean tecnológicos ni digitales. Cualquier trabajo puede apoyarse en la metodología de Scrum y organizar sus tareas y los pasos de sus procesos con diferentes secciones, como ya hemos explicado, por lo que la metodología Scrum sirve tanto para proyectos tecnológicos como no tecnológicos, para empresas que trabajen de cara al público y para otras que sean mayoristas, fabricantes, desarrolladoras, de publicidad o de tantos otros áreas profesionales como hay hoy en día. Lo único que hay que tener en cuenta es si los trabajadores se beneficiarán o no de esta organización y si los pasos que tienen que dar y cumplir se pueden organizar así.

 Por norma general, Scrum sirve para agilizar y gestionar mejor la labor, pero es lógico pensar que habrá empresas o compañías que podrán beneficiarse más de esta metodología y otras que quizás no aprovechen tan bien esas características que hemos comentado y esa utilidad mencionada del tablero de Scrum. Lo que está claro es que no es algo exclusivo de proyectos digitales o tecnologicamente potenciales, sino de todos. Por ejemplo, podemos imaginar lo sencilla y útil que es la implementación de este tipo de tableros en un blog, en la redacción de un periódico, en una empresa de branding y publicidad, en oficinas y asesorías y en todo tipo de empresas de desarrollo, fabricación, diseño de productos, laboratorios, equipos de estudio e investigación, etc.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments