Sistemas de optimización de servicios sanitarios

Para ayudar a los servicios públicos y privados del orden sanitario y enfocar de forma diferente las diferentes tareas y los trabajos que se engloban en estos ámbitos, se están desarrollando toda una serie de sistemas y metodologías mucho más eficientes que nos ayudarán a simplificar tareas, mejorar dichos servicios, acortar el tiempo de dedicación o trabajo para ciertas acciones, lo que a su vez puede servir para que las empresas privadas y públicas ahorren en materia de contratación y personal, recursos y gastos, lo que favorecerá su actividad y generará una serie de beneficios para ellas y para su plantilla de trabajadores. 

En los últimos años hemos visto toda una serie de nuevos sistemas enfocados a la optimización de los servicios sanitarios y un número significativo de metodologías que supondrán todo esto que hemos comentado y mucho más para el servicio sanitario a nivel mundial, conforme se extiendan estos sistemas y se vayan implantando por los profesionales y por las empresas que se dediquen a ello. Veamos a continuación cuáles pueden ser y cómo influyen o por qué son tan importantes y necesarios para los servicios sanitarios en la actualidad. 

Métodos y sistemas de optimización del servicio sanitario 

Pueden destacar varios según su nombre y según la empresa que los desarrolle y que trabaje con ellos. Entre otros, podemos mencionar el conocido como modelo “Lean”, desarrollado por Fujitsu, que supone toda una serie de pasos y elementos para suponer una revolución o un cambio a nivel cultural y a nivel de actividad que favorezca esa mejora del servicio de forma continua y progresiva. Con este tipo de métodos y sistemas se persigue un objetivo claro y conciso, que sería la mejora de la sanidad y de su calidad de trabajo, a la vez que la reducción de gastos o la corrección de los errores y fallos que puedan suponer una pérdida de esfuerzo, tiempo y dedicación, que a la larga se traduce en un ahorro significativo de dinero para la empresa y una mejor gestión del tiempo que, en lugar de desperdiciarse o perderse en tareas o actividades mal desempeñadas, irá enfocado a los pacientes y al público. 

Entre todas las materias y todos los elementos que un sistema de optimización de servicios sanitarios puede traer y aportar a un hospital o una empresa privada o pública, destacan los siguientes: Consultoría de sistemas de información o de procesos sanitarios para una mejora significativa de la misma, soluciones para sanidad relacionadas con la movilidad, el control epidemiológico, la gestión de enfermos crónicos o el triage telefónico, etc. Y, como no podría ser de otra manera, los Data centers o los centros de datos y las bases de información con las que se gestionan los datos privados de los pacientes y del personal o los recursos del centro sanitario. También sus redes corporativas, su software y hardware empleado en el trabajo, la gestión de las estaciones clínicas y los sistemas de información, etc. 

Nuevas tecnologías que favorecen la optimización de los servicios sanitarios 

Como vemos en el Curso de Atención Sociosanitaria, las nuevas tecnologías suponen una revolución para todos los ámbitos profesionales y para todos los sectores del terreno laboral y corporativo. lo mismo ocurre para las empresas y los servicios relacionados con el ámbito sanitario. Las nuevas tecnologías son muy importantes y pueden ser la diferencia entre un sistema optimizado y rápido o un sistema conservador y tradicional que mantenga errores, pérdidas de tiempo y recursos, una mayor dificultad a la hora de ejecutar tareas y actividades, etc. Por ello, muchos de los métodos y los sistemas que se enfocan en la optimización del servicio sanitario, por no decir todos, se basan y se apoyan en la tecnología y en las novedades del mercado que pueden emplearse dentro de las clínicas sanitarias sean del tipo que sean y tengan el tamaño o la actividad que sea. 

Desde las bases de datos hasta las comunicaciones, la gestión, el control y la organización. Los pagos, la mayor parte de las actividades realizadas dentro del centro y prácticamente todo su funcionamiento es gracias a ordenadores, dispositivos móviles y equipos técnicos o tecnologías recientes que permiten todo eso y todo lo que se requiere para el trabajo en el ámbito sanitario, como también favorecen otros sectores y otras actividades dentro del mercado corporativo. Por ello, no debemos dejar de tener en cuenta esa relevancia y esa importancia de la tecnología actual aún en desarrollo y de la implementación de software, hardware y sistemas de optimización que permitan todo ello de forma directa. 

Con la ayuda de las nuevas tecnologías y de los dispositivos y las conexiones, se mejorará toda la estructura completa del servicio sanitario, la comunicación con los pacientes y la comunicación interna de los trabajadores y mucho más. Cuesta encontrar a día de hoy un sistema que no se apoye o no se base en las nuevas tecnologías, pues, en mayor o menor medida, son imprescindibles y cuentan con tantas ventajas que se vuelven algo básico para cualquier centro. 

El sistema de optimización más apropiado para cada servicio 

Entre todos los sistemas de optimización que podemos encontrar en el mercado enfocados a la mejora y la gestión o el control adaptado de los servicios sanitarios, deberemos buscar y encontrar aquel que pueda aportarnos justo lo que necesitamos y lo que necesita nuestro sistema o nuestra empresa para poder progresar y seguir una mejora continua o una optimización de las tareas, los recursos y el resto de elementos que envuelven esta actividad y este sector. Por ello, es importante conocer la importancia de estos sistemas y las opciones o las materias que cada sistema o cada metodología nos aporta, para evaluar si es lo que necesitamos o no y escoger aquella que sea perfecta para nosotros, ya que todas son muy recomendables y positivas pero no todas pueden ser justo lo que necesitamos. 

Con un buen sistema de optimización y un buen aprovechamiento del mismo, lograremos todos los beneficios que hemos comentado para los trabajadores y para el servicio sanitario y los pacientes, lo que a la larga ayudará a la empresa o la compañía a lograr el éxito y mantenerlo a lo largo de los años, aportando una grata experiencia a sus pacientes y adaptando toda la actividad profesional por el camino ideal de calidad y efectividad, ahorro y productividad, organización y control y buen ambiente y óptimo trabajo. Y es que cada vez es más destacado el uso de sistemas de optimización o la contratación de empresas de terceros para asesorar e implantar este tipo de sistemas en los servicios sanitarios, buscando esa optimización y esa mejora continua. 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments