Técnicas básicas en la prevención del estrés

El estrés es uno de los problemas de salud más comunes hoy en día ya que el ritmo de vida actual, en el que hay que conseguir muchos logros en poco tiempo, puede terminar afectando negativamente a las personas y, en consecuencia, a su productividad.

Los síntomas del estrés pueden manifestarse de varias maneras como la falta de sueño, la irritabilidad, los dolores de cabeza o la tensión muscular, entre otros. Debido a ello se recomienda que en las empresas circulen información sobre este problema y la técnicas de prevención del estrés.

Cada persona es diferente y por lo tanto también lo son las causas de su estrés. Lo mejor es comenzar por analizar aquello que nos altera, ya sean personas, lugares o actividades, a través de una lista.

Así se pasa al uso de técnicas de relajación para afrontar estos inconvenientes tanto a nivel laboral como personal. Lo más común es recurrir a la respiración y a los estiramientos físicos a lo largo del día, haciendo pausas durante la jornada de trabajo con el fin de desconectar.

Por otro lado, el ejercicio físico al igual que una dieta equilibrada son muy útiles en la liberación de tensiones. Siguiendo estos simples consejos se pueden conseguir resultados muy positivos en la prevención del estrés.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments