Técnicas para mejorar las Habilidades de Comunicación

Comunicar eficazmente no es algo que pueda desarrollarse sin esfuerzo. La voluntad constante de mejora hasta crear un hábito donde la comunicación efectiva sea algo inherente a la persona puede y debe formarse.

En los casos donde la necesidad de comunicar es más acuciante no debemos olvidar que se trata de una habilidad social cuyo núcleo es la transmisión de un mensaje concreto. Los términos básicos de mensaje, contexto, canal, emisor y receptor no dejan de ser las bases sobre las que construir una y otra vez nuestras conversaciones. Tener estos factores presentes nos ayudará sobremanera.

Algunas técnicas básicas sobre las que trabajar pueden ser:

–          Judgar a una persona atribuyéndole características de sus acciones nunca resulta fructífero. Si un trabajo está realizado torpemente una crítica al trabajador, aludiendo a su torpeza y no a la necesidad de mejorar el proyecto genera rechazo y desmotivación.

–          Juntar diferentes temas genera un efecto de engrandecer la dificultad o judgar erróneamente. Es conveniente tratar los temas por separado, marcando claramente las delimitaciones.

–          Recordar anteriores problemas, exponiendo rencores y sentimientos negativos debe abordarse positivamente, con un afán constructivo, tratando de resolver y solucionar los trabajos.

–          Afinar lo máximo posible en los temas a tratar. Concretar y no dispersarse. Para ello, las listas de asuntos y organización son un buen punto de partida.

–          Es frecuente encontrar a gente que señala los problemas, más difícil es proponer soluciones específicas, el verdadero motor del cambio.

–          Los seres humanos solemos rechazar las generalizaciones, los juicios que no tienen en cuenta las excepciones y la individualidad. Intentar ser justo en las valoraciones es la mejor forma de incentivar a un equipo.

–          La extensión de un discurso no mejora su contenido. La brevedad dentro de la cordialidad es un factor importante que suele ayudar a concretar tareas y concentrar la acción.

Estas y otras claves son factores difíciles de abordar sin un tutelaje apropiado como el que ofrecemos en nuestro curso de habilidades de comunicación, con una serie de ejercicios y seguimiento que concluyan en una verdadera y permanente transformación.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments