Terapia ocupacional con videojuegos

Uno de los sectores que más auge están experimentando en los últimos tiempos junto al avance de las nuevas tecnologías es el de los videojuegos. Tradicionalmente, los videojuegos han sido considerados como un elemento de pura diversión y entretenimiento, y como algo de niños y frikis sin embargo, numerosos estudios no hacen más que corroborar que los videojuegos pueden aportar grandes beneficios para la salud. La relación entre videojuegos y salud / medicina se estrecha con éxito a medida que pasan los años, y una de las aplicaciones más interesantes y de éxito demostrado es en el campo de la rehabilitación.

Los videojuegos de antes eran estáticos, es decir, sólo podías jugar a ellos sentado, o tumbado, pero sin moverte del lugar; fomentaban un modelo de vida sedentario. Pero ahora ya no siempre es así. La consola Nintendo Wii supuso un paso fundamental en esta dirección. Por primera vez, un control remoto revolucionario obligaba de una forma masiva a los jugadores a levantar el trasero del sillón y saltar, bailar, agitar los brazos, etcétera. Y aunque al principio se llegó a pensar que este nuevo sistema podía entrañar determinados peligros, el resultado ha sido totalmente contrario.

Este tipo de videoconsolas y videojuegos se han convertido en una verdadera herramienta terapéutica que ayudan de forma positiva y determinante en el tratamiento de problemas motrices y funcionales a personas de todas las edades, desde niños hasta ancianos.

Tanto es así que incluso se inventaron nuevos términos como WiiHab o RehaWiilitación, ambos fruto de la fusión de la marca Wii y el concepto de “rehabilitación”, porque numerosos estudios han confirmado empíricamente que estos juegos y esta forma de practicarlos favorecen la recuperación física y funciona de los pacientes con problemas de motricidad, que se están recuperando de algún accidentes, etcétera.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments