Cómo formarse para ser un líder

Conoce las habilidades, formación y entorno estratégico que debe disponer un líder exitoso en su ámbito laboral.

Consejos para ser un líder

Estos individuos se caracterizan por disponer de inteligencia emocional, habilidad de negociación, inteligencia social, empatía, competencias digitales y por supuesto liderazgo. Los directivos exitosos de las empresas se caracterizan por presentar esas habilidades y muchas más.

El desarrollo de un líder se inicia en su etapa de formación educativa, la cual es importante para convertirse en un buen profesional, requisito indispensable para insertarse correctamente en el mercado laboral.

En el ámbito educativo es importante que los jóvenes sean capaces de adaptarse con facilidad a las funciones, personas y situaciones que se le presenten. La gestión de las relaciones interpersonales es una habilidad clave, ya que la misma permitirá construir espacios de diálogo sostenibles y eficaces en el trabajo.

Otro aspecto importante del mencionado proceso de formación profesional, es la capacidad de canalizar de forma efectiva la energía personal en el ámbito laboral.

Estas tres habilidades es importante desarrollarlas en la etapa preparatoria o laboral si aún no lo has hecho. Te permitirán convertirte en buen profesional para continuar en tu camino hacia el liderazgo.

Los líderes exitosos tienen la capacidad de administrar correctamente las tareas y las personas que tienen a su cargo. La gestión de tareas estará asociada a los conocimientos específicos del área de trabajo. Estos conocimientos deben combinarse con el correcto manejo de personas, con el objetivo de optimizar los recursos disponibles. La responsabilidad debe ser un elemento innato de estos individuos.

Estructura de formación para ser un líder

Las diferentes escuelas de negocios que ofrecen cursos sobre liderazgo coinciden en el tratamiento de los siguientes temas: capacitación emocional, desarrollo del talento, liderazgo, capacitación técnica en el área de negocio, habilidades digitales y el manejo de idiomas para los diferentes protocolos culturales en los negocios internacionales.

Todos estos temas que se desarrollan  en estos cursos se dividen en tres secciones principales: capacidades individuales, capacidades de organización y capacidades de gestión.

  • Capacidades individuales: se refiere al autocontrol de las emociones (indispensables para ser objetivo en la toma de decisiones), gestión y funciones cognitivas.
  • Capacidades de organización: son las habilidades que permiten al líder trabajar de manera eficiente con el equipo, dirigiendo el esfuerzo grupal en la concreción de los objetivos solicitados por la empresa. Es importante considerar las emociones de los trabajadores, creando un ambiente ideal para su correcto desarrollo.
  • Capacidades de gestión: son las técnicas y conocimientos que debe disponer y aplicar un líder para desarrollar exitosamente las actividades de la organización que dirige.

Luego de analizar las capacidades inherentes de un líder, es momento de listar las habilidades que necesitará. En primer lugar debemos hacer mención de las habilidades digitales. Las mismas son específicas del actual siglo XXI, ya que el avance tecnológico convirtió en una necesidad esencial el aprender a manejar correctamente las herramientas digitales. Las mismas permitirán optimizar el funcionamiento de la empresa. Los líderes exitosos deben estar en permanente actualización, con el objetivo de poder asesorar correctamente a sus colaboradores ante la aparición de nuevas tecnologías.

Curso liderazgo

Por otra parte, es importante mencionar que un líder debe ser dinámico, gestor de emociones como la incertidumbre, buen comunicador y hábil en la toma de decisiones. El actual mundo globalizado y digital requiere de líderes con habilidades directivas que en el siglo XX no existían, como es el caso de la gestión de los cambios y la diversidad cultural.

Características de un líder

Es importante diferenciar los conceptos de liderar y dirigir. Entiéndase por liderazgo a aquella persona que tiene la capacidad de impulsar, inspirar y generar confianza en sus colaboradores. En cambio, la dirección es la definición de objetivos y el camino a seguir para obtenerlos, consiguiendo un manejo eficiente del grupo de trabajo. Cuando adquieres formación en liderazgo y gestión de equipos entiendes que el líder debe ser coherente entre lo que dice y hace, ya que es la única manera de generar confianza en su equipo de trabajo.

A continuación, las características fundamentales que debe disponer un líder exitoso:

  • Buen analizador: con esto nos referimos a la capacidad del líder para procesar de manera equilibrada los grandes volúmenes de información que recibirá diariamente. Un buen líder debe ser capaz de analizar de manera objetiva la información y los hechos, ya sean internos o de índole externa. La toma de decisiones no debe estar supeditada a sus emociones o percepciones del entorno.

Los líderes exitosos cuando se enfrentan a información que superan sus capacidades, se sienten motivados a mejorar. Esta motivación debe combinarse con la buena recepción de los diferentes puntos de vista de su equipo de colaboradores.

  • Consciente de su personalidad: un buen líder debe ser capaz de conocer completamente sus capacidades y limitaciones. Con esto nos referimos al conocimiento propio de las motivaciones, fortalezas, áreas de mejora y valores. También es importante identificar los mecanismos de defensa, contradicciones y sesgos.

Luego de analizar la personalidad propia, un buen líder siempre debe ser consciente de la importancia de sus comportamientos y acciones. Las mismas definirán el ambiente laboral, impactando de manera directa en el rendimiento de su equipo de trabajo.

  • Ética: los líderes exitosos deben ser éticos y morales al momento de sustentar su toma de decisiones. Los intereses colectivos deben ser su prioridad principal, incluso cuando estos interfieran con los personales.

La ética es indispensable al momento de demostrar un compromiso genuino con la empresa. Es la única manera de garantizar el máximo esfuerzo posible para permitir que la empresa crezca de manera sostenible.

Es importante fomentar los comportamientos éticos de los equipos de trabajo, ya que impactarán en el clima organizacional.

  • Transparencia: es una característica indispensable de buen líder. Con esto hacemos referencia a la posibilidad de compartir de manera abierta la información, tanto del líder como sus colaboradores.

Una empresa transparente dispondrá de un clima laboral en el cual se admitan los errores cuando ocurran y los colaboradores tendrán la posibilidad de expresar su punto de vista.

La transparencia relacional es un aspecto crucial para crear un ambiente de aprendizaje continuo y de plena confianza.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments