Big Data y Hadoop. Historia y relevancia unida a Google.

 Cada día son más las empresas que se benefician de lo que conocemos como Big Data y que invierten en personal cualificado informado para el uso avanzado, el tratamiento, la clasificación, la obtención y la gestión de toda esta información y estos macro datos que nos aporta es que suponen tantas ventajas y tantos beneficios para aquellos que saben aprovecharse de ella y emplearla en sus proyectos y sus tareas a la hora de tomar decisiones, realizar análisis o estudios del mercado y los usuarios o consumidores, así como tantas otras utilidades y finalidades para las que sirve.

 En la historia del Big Data como concepto y de su uso y crecimiento, aparecen citadas un montón de marcas y empresas de software y hardware, así como una serie de productos digitales, canales de información, fuentes destacadas y elementos que han participado de ella. Es el caso de la famosa y conocida Google, ya expandida a nivel mundial y con una presencia siempre notable, hasta el punto de ser citada comúnmente a la hora de hablar de internet o, más concretamente, de las búsquedas que se realizan en esta red ya básica e imprescindible para casi todo el mundo. Ocurre lo mismo con Apache Hadoop, como framework de sofware relacionado con el Big Data y con Google. Y tantos otros elementos.

 El Big data se forma en gran parte gracias a estos dos aspectos y al uso que hacen los usuarios y los profesionales o desarrolladores de ellos. A continuación veremos esta colaboración o es conexión entre ellas, así como otros elementos importantes, empezando por una breve descripción y explicación de lo que es y para lo que sirve el Big Data.

 Big Data: definición y uso profesional

 El Big Data es un conjunto de información obtenida gracias a diversas fuentes, entre las que podemos destacar la redes sociales, las páginas webs y los buscadores que las leen y las analizan, como Google, Bing y tantos otros, etc. Esa información es empleada por todo tipo de compañías, marcas y empresas, así como por sus departamentos individualmente y profesionales, para la obtención de datos precisos que requieren a la hora de tomar ciertas decisiones, realizar ciertos estudios u obtener algunos resultados y lograr sus objetivos. Estamos hablando de toda una burbuja de información casi infinita que crece día a día y se expande bebiendo de estas fuentes y del software que la hacen posible.

 A día de hoy cuesta imaginar para aquellos que no están familiarizados con el término con el tipo de tareas que existen alrededor del tratamiento de la información de la utilidad práctica que ésta puede tener para las empresas, los beneficios que aporta y las ventajas que supone con respecto a otros métodos tradicionales y a otras metodologías anteriores a la existencia o al uso de lo que llamamos Big Data, también conocido como macrodatos o grandes datos.

 Para las empresas es una mina de oro y una opción muy interesante y relevante de conocer a los consumidores y usuarios, de cara a darles lo que quieren o lo que están dispuestos a comprar y adquirir o contratar, así como tantas otras utilidades, como podría ser la de la contratación de espacios publicitarios, franjas horarias o las decisiones a la hora de escoger entre un diseño u otro, un cartel u otro e incluso simples colores para elementos que a priori pueden ser nimios. Para los empleados y los profesionales, es una oportunidad laboral y formativa.

 Historia y origen del Big Data

 En ocasiones hablamos del Big Data como si fuera algo llegado mágicamente o caído del cielo de un día para otro. Para muchos, es algo impensable e intangible. Esta visión es bastante negativa de cara a aprender en qué consiste realmente y conocer en profundidad esta materia de cara a formarse en ella y trabajar con lo que nos ofrece y supone. Lo cierto es que no es tanto un espacio mágico ni una tierra prometida, sino un tratamiento de información y de datos que se encuentran esparcidos por diferentes lugares o vías y que se pueden recopilar fácilmente gracias a los ordenadores, las computadoras con las que contamos hoy en día y a los dispositivos electrónicos, así como al uso masivo de Internet, que no solo sirve para la gestión o el tratamiento y la clasificación, sino también como fuente y medio de cara a su obtención.

 Sí, vemos que históricamente se empezó a utilizar este término a lo largo de la década de 1990, cuando los ordenadores ya estaban popularizado y las empresas los adoptaban en masa, empezando a confiar en todas las bondades y utilidades que una gran red que conectase cada ordenador del mundo pudiera ofrecerles. En esa década y poco más tarde, usuarios y consumidores dieron el salto masivamente a Internet y al mundo de los ordenadores, lo que propició todo un volcado de información simultánea y continúa a niveles ingentes que son esa mina de oro de la que hablábamos y que, en gran parte, son lo que llamamos Big Data.

Big data definición

 Así, podemos decir que el Big Data no es tanto algo concreto y localizable como un conjunto de información que se debe recopilar, clasificar y saber tratar de cara a obtener las utilidades y los beneficios que conlleva. Y eso es lo que explica la necesidad de personal formado con un curso en Big Data y con experiencia en la materia.

 Google y Hadoop: su relevancia en el tratamiento de información

 En primer lugar, tenemos que saber que Apache Hadoop es un framework que cuenta con una serie de aplicaciones de las que cualquier empresa y compañía puede hacer uso, gracia a la licencia libre con la que cuenta. La utilidad de Hadoop en el uso y el análisis masivo de la información radica en que permite realizar consultas de datos almacenados incluso a tiempo real. Tiene una capacidad de análisis muy buena y permite mucho más que almacenar y procesar esos datos. Se adapta a las necesidades de las compañías Y ha logrado posicionarse como una de las herramientas imprescindibles de cara al tratamiento de la información y al uso de los profesionales del Big Data.

 Si bien Hadoop es una herramienta muy buena para ese tratamiento de la información y para esas labores y tareas relacionadas con lo que hemos comentado, Google también lo es, ofreciendo otras soluciones y utilidades que no tienen porque sustituir a las anteriores, sino que dotan de una utilidad que puede trabajar codo con codo no solo con esa gestión de la información y ese procesamiento de datos, sino con la propia información. Debemos saber que Google es en sí misma una gran fuente de datos y que contiene entre sus numerosos proyectos diferentes aplicaciones para ayudarnos a lograr todos esos objetivos que hemos fijado previamente y obtener los mejores resultados en los proyectos en los que está implicado el tratamiento de datos y el uso del Big Data.

 Ambos elementos están estrechamente conectados con esta materia y lo impulsan a niveles inimaginables. No es de extrañar que a día de hoy tanto Google como ese tratamiento de información tengan la relevancia que tienen y hayan obtenido el reconocimiento que se merecen. Son en sí mismas una revolución para el mercado corporativo y el conjunto de la sociedad.

 

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments