Cuál es la diferencia entre un Switch administrado y no administrado

La diferenciación de las funciones específicas de estos elementos suelen causar confusiones entre sus usuarios. Por este motivo es que en el siguiente artículo explicaremos en detalle las diferencias entre estos dispositivos, para saber qué es lo que necesitas para tu caso en particular.

¿Qué es un Switch?

Son unos dispositivos electrónicos que tienen como objetivo ocupar el rol de “cerebro” en una red doméstica o empresarial. Debido al rol central que tienen en la correcta administración de redes, es importante escoger el switch adecuado según tus necesidades específicas.

En el mercado dispones de switch administrados y switch no administrados, cada uno con especificaciones diferentes. Es importante saber cuál dispositivo se ajusta mejor a tus necesidades específicas.

¿Qué es un Switch administrado?

Utilizados principalmente en redes que requieran de completa gestión por parte de sus usuarios. Un switch administrado se puede utilizar en múltiples tareas, siendo las principales de ellas el enrutamiento IP y el VLAN.

Estos dispositivos se ajustan mejor a las redes empresariales, ya que pueden manipular centros de información de grandes proporciones. Disponen de una central de red que controla el movimiento de LAN, gracias a las funciones avanzadas que tiene incorporadas.

Los switch administrados disponen de múltiples maneras de manipularlos:

  • Las más tradicional es mediante la clásica interfaz de línea de comandos mediante una consola con protocolo de red “telnet”.
  • Mediante la interfaz web de un navegador.
  • Mediante el protocolo de comunicación Secure Shell.
  • Mediante el protocolo de administración de redes SNMP.

Es importante mencionar que el método de manipulación del switch lo define el usuario, por este motivo es que se denomina administrado.

Diferencia Switch administrado

Entre las funciones de este dispositivo se destaca la posibilidad de crear y modificar redes virtuales LAN, duplicar puertos, habilitar el protocolo de árbol de expansión y la modificación de la capacidad del ancho de banda tolerado por los diferentes puertos.

Los switch administrados se dividen en: inteligentes, totalmente administrados y empresariales.

  • Switch administrado inteligente: las funciones de administración disponibles para el usuario son limitadas. En consecuencia, puede considerarse un producto medianamente administrable, ya que no tienes acceso a la totalidad de las funciones de red. Su principal ventaja es que poseen un coste mucho menor a que ellos que son 100% manipulables.

Los switches administrados inteligentes poseen una interfaz web de configuración, que no permite el acceso a la línea de comandos mediante consola. Dicha interfaz habilita a los usuarios modificar el ancho de banda de puerto, a realizar operaciones básicas de VLAN y crear duplicaciones de puerto.

  • Switch totalmente administrado: se caracterizan por permitir a sus usuarios el acceso total a sus funciones de configuración. A diferencia de los inteligentes, los empresariales disponen del acceso a la línea de comandos mediante consola, interfaz web y la utilización del protocolo de red SNMP.

Asimismo, estos dispositivos tienen funciones adicionales que permiten restaurar y respaldar configuraciones. También podrás mostrarlas y modificarlas.

  • Switch empresarial: los usuarios poseen completa libertad para acceder a la totalidad de sus funciones de administración.

Su principal diferencia yace en su elevado costo, producto de las funciones adicionales personalizadas que estos dispositivos incluyen. La empresas más importantes se contactan directamente con el fabricante para solicitar la elaboración de un dispositivo que se ajuste a las necesidades de su red específica.

Los switches empresariales se caracterizan por utilizarse para redes grandes, como CCNA routing and switching en la cual conviven un elevado  número de conmutadores y conexiones. Centralizar la administración de la red supone una solución ideal al momento de ahorrar tiempo y dinero para estas organizaciones.

Los switches apilables son uno de los tipos empresariales que existen en la actualidad.

¿Qué es un Switch no administrado?

Son los dispositivos que vienen configurados por el fabricante y sobre el cual no se puede realizar ninguna modificación. Si el switch administrado es considerado un “cerebro”, su versión no administrada es considerada “descerebrada”.

Estos dispositivos traen incorporada la función de red Ethernet plug & play, es decir, que como usuario lo único que puedes hacer es conectar y ver cómo funcionan por sí solos.

Los switch no administrados son la solución ideal para los usuarios domésticos que disponen en su hogar de pocos dispositivos conectados a internet. Al no requerir configuración, también suponen una alternativa para los usuarios que carecen de conocimientos sobre protocolos de red.

En consecuencia, con la instalación de un dispositivo de estas características estarán satisfechas las necesidades de la red doméstica.

¿Cuál switch me conviene elegir?

Lo primero que tienes que definir es el campo de aplicación del dispositivo a adquirir, ya que de eso dependerá el tipo.

Las redes de negocios requieren de switches empresariales en el caso de que sean complejas. Es la opción ideal para las grandes organizaciones.

En las pequeñas empresas se recomienda la utilización de switches totalmente administrados. Los mismos permiten a la compañía clasificar el tipo de tráfico en grupos, estableciendo categorías de invitados, usuarios y la posibilidad de realizar copias de seguridad y administrar los servidores. Es una manera de otorgar a la red un nivel de protección adicional.

Sin embargo, en el caso de las organizaciones que solo requieran las funciones básicas de acceso a la red, les será suficiente con switch administrado inteligente.

En el caso de las redes domésticas, los switches no administrados son la mejor alternativa para los usuarios que simplemente se quieren conectar a una red sin tener que administrarla. Los dispositivos plug & play son los que mejor se adaptan a estas necesidades.

En el caso de que dispongas de una red doméstica en la cual quieras tener control sobre el tráfico y los aspectos de privacidad de tu red, la mejor solución será un switch inteligente de 24 puertos. Es ideal para las redes domésticas con usuarios con conocimientos de administración de protocolos de comunicación de datos.

 A modo de conclusión final, los switch administrados son la mejor alternativa para las personas o empresas con conocimientos sobre administración de redes LAN. En cambio, los switch no administrados son la alternativa ideal  para los usuarios que simplemente desean conectar su equipo a internet sin necesidad de realizar configuraciones adicionales.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments