LA COMUNICACIÓN ORAL Y GESTUAL EN LAS PRESENTACIONES

El éxito en las presentaciones está asegurado si se sabe manejar el tema de la comunicación oral y gestual. A continuación nos referiremos a esos puntos.

La comunicación oral en las presentaciones

Para conseguir que una presentación sea eficaz es imprescindible que nuestra comunicación oral sea impecable. Para ello contamos con diversos elementos que nos ayudarán a conseguirlo. Veamos cuales son:

La Dicción

Una buena dicción es la utilización de las palabras de modo correcto y acertado independientemente de su contenido o significado. Una buena dicción significa una correcta pronunciación de las palabras.

Muchos oradores al hablar en público tienden inconscientemente a suprimir algunas letras de las palabras por la tensión del momento o al incrementar la velocidad en su disertación.

Por ejemplo se puede pronunciar “ventiuno” por “veintiuno”. Son errores que si bien el público puede no darse cuenta en términos generales, se deben corregir y ser consciente de  ello para poder lograr una pronunciación perfecta.

Por eso, nunca está demás buscar algunas palabras que se van  a pronunciar en el diccionario y repetirlas hasta que la pronunciación sea fluida.

Para los casos en que se suprimen letras de las palabras como en “procupación” por preocupación o “raccionar” por “reaccionar”, la solución está en procurar hablar de una forma más pausada, realizando varias lecturas obligándose a ir más lento, incluso se puede grabar y escuchar para detectar fallos y afinar su dicción.

La Vocalización

La correcta vocalización de las palabras es saber “Colocar la voz” . Es  producirla de forma adecuada atendiendo a diversos aspectos tales como la respiración, colocación correcta del diafragma, posición de los labios, articulación y por supuesto, la dicción.

La vocalización, es en concreto, pronunciación clara y fluida de cada una de las letras de las palabras en nuestro propio idioma.

El Tono

El tono está referido a la propiedad de los sonidos que los hace más agudos o más graves, dependiendo de su frecuencia.

El tono de voz es algo inherente a cada persona, sin embargo se puede manejar el aspecto del énfasis que le damos a nuestra comunicación.

El tono que nos interesa tocar es el referido al tono afectivo, es decir, el tono de voz que se adecua emocionalmente al dirigirse a una audiencia.

El tono es como  la “música” que todo relato debe contener abarcando desde agudos a graves en sus extremos. Recordemos en los escritos: en las comas, subir el tono, en los finales, bajarlo. Y, en las descripciones donde hay numerosas comas trataremos de bajar y subir el tono.

El tono está relacionado con saber matizar las palabras. Consiste en darle intencionalidad e interpretación a lo que se dice. Por ello, es muy importante detectar en nuestro discurso aquellas palabras que requieren ser resaltadas o dotadas de intencionalidad.

El Ritmo

El ritmo está referido a la velocidad o fluidez verbal con la que nos comunicamos.

Aunque somos capaces de escuchar más de cuatrocientas palabras por minuto, lo cierto es que no podemos procesarlas ni retenerlas en su totalidad.

Ralentice su ritmo cuando el tema sea nuevo, difícil o complejo, incremente la velocidad cuando los términos, conceptos o ideas son ya conocidos, comprensibles y sencillas.

Adecúe el ritmo al tipo de comunicación pues esto asegurará la comprensión.

Alternar el ritmo además da vida a la expresión, logra captar atención y elimina la monotonía en el discurso.

Volumen

El volumen es un aspecto importante a tener en cuenta en la comunicación verbal. El auditorio no debería tener que  esforzarse en escucharnos pues se podría aburrir y desconectar rápidamente.

Así que asegúrese que su volumen de voz es el adecuado para que todo el auditorio lo oiga sin dificultad incluso la última persona de la última fila.

El volumen adecuado también refleja nuestro estado de tranquilidad y control de la situación.

Si en algún momento tiene dudas acerca de elevar mucho la voz porque teme no ser escuchado, sea práctico y pida un micrófono.

Las pausas

Las pausas constituyen el dominio de un buen ritmo en el discurso. Es importante utilizarlas en diversas circunstancias:

  • Se utilizan las pausas para respirar, para invitar a la reflexión, para generar expectación y también para controlar la atención.
  • Se debe analizar en qué momentos emplearlas. Las pausas sin sentido pueden confundir al auditorio o dar la sensación de que usted se ha olvidado de alguna parte de su dialogo.
  • Una pausa más allá de los tres o cuatro segundos puede provocar distracción e incluso que la audiencia comience a hablar
  • Hay dos pausas que si son importantes en nuestra presentación: la inicial, que es antes de exponer; y la ubicada entre la motivación final y el cierre.

 Las muletillas

Por definición una Muletilla es una palabra o expresión que se repite o intercala en el discurso con excesiva frecuencia, como si se tratara de un tic de la persona que habla o escribe.

“Muletillas” puede hace referencia a palabras, sonidos o expresiones que se utilizan para rellenar el lenguaje. Por ejemplo “eeeee”, ”o sea”, “esto es”, “estee”, “bueno”, “Mmm”…

Aunque en principio, la palabra muletilla puede significar una especie de apoyo al discurso, en realidad puede entorpecerlo y transmitir inseguridad.

La buena noticia es que no es tan complicado neutralizarlas. De hecho, para corregir este vicio elocutivo se pueden utilizar una serie de ejercicios de articulación, vocalización, el uso de silencios, hablar más despacio, hacer pausas, la incorporación de nuevas palabras, etc.

El Uso del lenguaje

El uso correcto y adecuado del lenguaje asegura una buena comunicación con el auditorio.

Por ello, haga uso de un lenguaje directo, coloquial, afirmativo; sea  descriptivo, específico, simple y breve, evitando demasiados giros o extenderse demasiado en algún punto cuando es innecesario.

Utilice la economía del lenguaje, por ejemplo evite decir “a causa del hecho de que”, mejor diga “porque”

El estilo breve no ha de ser tampoco demasiado conciso tanto como para dejar sin vida el enunciado y caer en un vicio lingüístico  (laconismo).

Sea claro y sencillo. Asegúrese que el auditorio comprenda de tal forma que si necesita utilizar vocablos que pueden no ser comprendidos por todos, inmediatamente explique su significado.

La estrategia que te garantizará el éxito en 'Wordle' en español | Business  Insider España

En la gramática, cuide la concordancia entre sujeto y verbo como sería en el caso “habían muchas personas” lo correcto en este caso es el verbo en singular  “había muchas personas”

Preste también mucha atención a los adjetivos posesivos pues a veces se emplean determinantes posesivos en lugar de pronombres personales precedidos de la preposición de, que sería la forma correcta. Por ejemplo se debe decir “detrás de nosotros, delante de él, encima de ti, en lugar de “detrás nuestro, delante suyo, encima tuyo”

Finalmente, haga uso correcto del vocabulario. Utilice las palabras en su justo y real significado, no se deje llevar por los usos y hábitos del lenguaje popular.

La comunicación gestual en las presentaciones eficaces

En esta parte analizaremos lo referido a la llamada comunicación no verbal, que es aquella que se realiza a través de expresiones, posturas, gestos y movimientos del  cuerpo.

La expresión facial

La expresión del rostro es el medio más importante para expresar emociones y estados de ánimo junto con la mirada.

Las expresiones faciales no son tan universales como se creía

La expresión facial se utiliza básicamente con dos objetivos que son regular la interacción con el público y reforzar la atención del receptor.

Los ojos

Los ojos junto con las cejas, la boca y la nariz constituyen una inagotable fuente de comunicación no verbal.

Expresan y transmiten el estado emocional de una persona sean de alegría, fastidio, molestia, compasión, tristeza, etc.

Tenga en cuenta que nuestro interlocutor reaccionará de diferentes modos según la duración e intensidad de la mirada. Por ejemplo, si usted dirige una  mirada fija de muy  larga duración provocará que la otra persona aparte su mirada.

Los ojos en particular sirven para realizar ciertos gestos que pueden expresar simpatía o buena onda, por ejemplo lanzar un guiño de ojos puede ser muy agradable para quien lo recibe.

La mirada

La mirada es de gran importancia en la comunicación no verbal. Goza de una gran importancia por si sola por ello su estudio se hace independiente.

Con los ojos se pueden  efectuar un gran número  de movimientos

Los  estudios respecto de la mirada incluyen varios aspectos como la dilatación de pupilas y el contacto ocular.

  • La dilatación de las pupilas.- Revela y muestra el interés y atracción. Las pupilas se dilatan al ver algo que nos gusta. También se refleja el nivel de nerviosismo, a mayor parpadeo de una persona, más nervios reflejará.
  • El contacto ocular.- Se mide a través de la frecuencia. Un contacto ocular dirigido a quien nos pone atención es una buena muestra de retroalimentación y crea un ambiente favorable.

Funciones de la mirada

Las funciones de la mirada son diversas, se pueden mencionar:

  • En la comunicación nos pueden señalar interés, desinterés o duda: Regulación de las habilidades de comunicación.
  • Obtención de información mientras se escucha.
  • La mirada muestra nuestro estado de ánimo o emociones.
  • La frecuencia de la mirada indica el grado de interés.
  • La frecuencia de la mirada puede aumentar o disminuir según ciertos factores.

La frecuencia de la mirada hacia otro aumenta cuando:

  • Se encuentran demasiado separados uno del otro.
  • Están hablando acerca de asuntos impersonales o sencillos.
  • Se está interesado por el otro y sus reacciones.
  • Le gusta la otra persona.
  • Intenta dominarle o persuadirle
  • Se es extrovertido.
  • Se depende de la otra persona y ésta no da signos de respuesta.

La frecuencia de la mirada hacia otro disminuye cuando:

  • Están muy juntos y no se conocen demasiado.
  • Discuten acerca de un tema íntimo o difícil.
  • No hay interés en las reacciones de la otra persona.
  • La persona no nos agrada.
  • Quien mira tiene un status superior.
  • Se es introvertido.
  • Se padece alguna enfermedad mental.

¿De qué forma se debe mirar al auditorio para lograr una presentación eficaz?

  • Se debe dirigir nuestra mirada a “todo el auditorio” al empezar nuestra intervención.
  • No dejar de lado a aquellos que nos sonríen o están captando nuestra atención.
  • Cambie la posición de la mirada de forma alternativa.

La sonrisa

Los 4 trucos para lograr una sonrisa perfecta y atractiva, según la ciencia  - Infobae

La sonrisa es una señal de bienestar y se emplea para expresar simpatía o alegría. Puede ser positivamente contagiosa pero no debe ser forzada para no tener un efecto contrario.

Se recomienda relajar los músculos faciales antes de salir al escenario, en general se debe evitar la tensión para que la sonrisa sea espontánea y no ficticia. La sonrisa debe ser atractiva de modo que se pueda transmitir la sensación de que es agradable estar compartiendo con el público.

Las manos

Las manos son empleadas para enfatizar o complementar un mensaje.

Cómo tus gestos al hablar te hacen más (o menos) carismático - BBC News  Mundo

El movimiento de la palma de la mano puede ser una de las señales más poderosas y menos notoria. Existen hasta cuatro posiciones principales: palmas hacia arriba, palmas hacia abajo, palmas cerradas y palmas hacia afuera.

  • Palmas hacia arriba: gesto no amenazador que denota sumisión.
  • Palmas hacia abajo: otorga autoridad a la persona.
  • Palmas cerradas: si apuntan con el dedo puede ser un gesto irritante para el interlocutor.
  • Palmas hacia afuera: por lo general se asocian a honestidad y confianza.

Por otro lado diversos movimientos con las manos pueden despertar ciertas  reacciones positivas o negativas en el público. Así pues, entrelazar los dedos puede ser sinónimo de frustración. Los dedos de una mano apoyados contra la otra formando un arco denota gran confianza en uno mismo y conocimiento del tema.

Por el contrario, las manos en las caderas pueden resultar un gesto sumamente agresivo. Cuando se da la mano con la palma hacia abajo y se toma la iniciativa en el saludo se transmite dominio. Por otro lado, cuando se ofrece la mano con la palma hacia arriba, denota cesión del poder en el otro.

¿Qué debe hacerse con las manos en nuestras presentaciones?

Las manos enfatizan nuestra comunicación y le da vida a nuestras palabras, por ello haya que tener en cuenta lo siguiente:

  • Los movimientos deben ser naturales al acompañar a nuestras palabras.
  • No juegue con objetos como  monedas o llaves ni las tenga en los bolsillos.
  • No las situé tras la espalda
  • Se debe evitar cruzar los brazos escondiendo las manos o adoptar ciertas posturas como “estar de jarras”.

Piernas

Las piernas al igual que las manos pueden mostrar tensión o nervios. Evite los movimientos hacia atrás o hacía adelante.

  • Si le tiembla una pierna, adelante un poco la que no lo hace y el temblor desaparecerá
  • Mantenga las piernas paralelas evitando cruzarlas
  • No juegue con el pie levantándolo o moviendo el talón.
  • No junte mucho los pies o podría perder el equilibrio

Posturas

Las posturas están referidas a todo el cuerpo y se pueden adoptar en  momentos concretos

Al comenzar nuestra exposición debemos encontrarnos rectos, aunque no rígidos, con las manos hacia delante y piernas paralelas y algo abiertas.

Evitar la postura encorvada ya que denota timidez, nerviosismo, preocupación sobre todo si estamos de pie. En cambio, sentados puede transmitir un sentido más positivo como cuando escuchamos a alguien con atención.

También evite una  postura demasiado rígida, casi como la de un militar. Dicha postura puede ser interpretada negativamente por el público.

Finalmente, presentarnos con piernas o los  brazos cruzados no se percibe de una forma positiva.

Gestos

Un gesto es la acción corporal propia de las articulaciones, principalmente los movimientos efectuados con manos, brazos y cabeza. La diferencia respecto a la gesticulación radica en que ésta constituye un movimiento inconsciente y  artificioso.

Tipos de gestos

  • Gestos emblemáticos o emblemas representan una o un conjunto de palabras bien conocidas por lo que su significado es específico y muy claro. Dos buenos ejemplos son agitar la mano en señal de despedida o sacar el pulgar hacia arriba indicando OK.
  • Gestos ilustrativos o ilustradores, como su propio nombre indica, ilustran lo que se está diciendo por lo que se producen durante la comunicación verbal. Todo tipo de movimiento corporal que juega un papel auxiliar en la comunicación no verbal, es un gesto ilustrador.
  • Los gestos que expresan estados emotivos o patógrafos cumplen una función similar a los ilustradores por ello en ocasiones se confunden. También acompañan a la palabra, y la dotan de mayor dinamismo sin embargo, reflejan el estado emotivo de la persona, mientras que el ilustrador es emocionalmente neutro.
  • Los gestos reguladores de la interacción tienen por objeto regular las intervenciones en la interacción y son producidos tanto por el orador como por el oyente. Sirven para tomar el relevo en la conversación, así como para iniciarla o acabarla (por ejemplo darse la mano en el saludo o la despedida); también sirven para frenar o acelerar al interlocutor, indicándole que debe continuar o  debe ceder la palabra. Las indicaciones de cabeza y la mirada fija son los gestos reguladores más frecuentes.
  • Los gestos de adaptación o adaptadores se utilizan para controlar emociones que no queremos expresar. Esto provoca una incómoda situación que necesitamos controlar, y lo hacemos a través de gestos tales como pasarse los dedos por el cuello de la camisa al sentirnos agobiados por la tensión, o tocarnos el pelo al sentirnos nerviosos.

Movimientos

La forma de moverse de una persona revela información acerca de su forma de ser, sus emociones y sus reacciones respecto a la gente que lo rodea.

Los movimientos no verbales deben ser interpretados respecto a su congruencia con la comunicación verbal. En muchos casos, Normalmente las emociones se dejan traslucir por los movimientos no verbales, siendo capaces de expresar la falta de armonía, la incongruencia, entre estos y lo que verbalmente se está diciendo. Ambas comunicaciones deben ser congruentes entre sí con el fin de que la comunicación total sea comprensible y sincera para el público.

Un adecuado análisis de la comunicación no verbal precisa considerar tres criterios básicos:

  1. Todo comportamiento no verbal está intrínsecamente asociado al conjunto de la comunicación del individuo.
  2. Los movimientos no verbales se deben interpretar respecto a su congruencia con la comunicación verbal. Normalmente las emociones se dejan traslucir por los movimientos no verbales. 
  3. Es necesario situar cada comportamiento no verbal en su contexto comunicacional.

Consejos respecto de los movimientos:

  • Haga movimientos naturales, que no sean ni muy rápidos ni muy pausados salvo que alguna circunstancia en particular lo amerite como puede ser el momento de recibir un premio.
  • No permanezca en el centro ya que se ve poco dinámico y denota falta de naturalidad; mejor muévase de derecha a izquierda, es el movimiento natural de los ojos.
  • Asegúrese que le pueden ver todos los presentes en el auditorio.

Imagen

La imagen es un factor cada vez más importante en la sociedad y está referido principalmente al “orden personal”: bien peinado, limpio, correctamente vestido, corbata bien puesta etc.

La forma en que el expositor irá vestido debe estar en relación con el auditorio al que nos vamos a dirigir.

Obviamente no es lo mismo dar un discurso a un público adulto sobre temas de e-marketing que a unos jóvenes acerca de los peligros del consumo de drogas. La imagen y el vestir en general pueden ser un  factor de distracción para nuestro auditorio, es por ello, que se debe cuidar ir muy  formal con ropa cara y joyas, así como demasiado informal con zapatillas, blue jean, etc. Todo depende ante qué tipo de público se va a exponer. Analice bien ese aspecto.

Comments