Qué beneficios tiene implantar Big Data en el sector de la salud

En el siguiente artículo conocerás la importancia de implementar estos sistemas de almacenamiento de datos en el sector sanitario.

¿Qué es el BigData?

El BigData consiste en los mecanismos de almacenamiento de datos de las organizaciones más importantes a nivel global. Es la herramienta clave para el desarrollo de proyectos tecnológicos a gran escala, ya que es capaz de procesar sin inconvenientes volúmenes de datos de Terabytes e incluso Petabytes.

El BigData supone una revolución en el manejo de grandes cantidades de información. Permite escalar y manejar de manera eficiente un volumen de información creciente y variable. Es de vital importancia tener formación en Big Data para las personas que están a cargo de tomar las decisiones más importantes de la organización.

Permite optimizar los recursos y establecer patrones de comportamiento con la utilización de poderosos algoritmos.

Importancia del BigData en la salud

La implementación del BigData es importante en el sector de la salud pública. Esta actividad se caracteriza por manejar una información prácticamente ilimitada, ya que debe tener un registro sobre el historial clínico de cada uno de los pacientes. La correcta manipulación de esta información permite a los profesionales de la salud realizar análisis integrales con múltiples propósitos.

Los centros de salud que utilizan el BigData disponen de bases de datos eficientes, que permiten acceder de forma rápida y segura a la información de cada uno de sus pacientes. Desde un punto de vista más genérico, el BigData es de especial interés para los gobiernos, ya que en una base de datos pueden almacenar la información clínica de todos los pacientes de su país por ejemplo. Sus aplicaciones son prácticamente ilimitadas, ya que pueden ayudar a los políticos a adoptar las medidas sanitarias correctas en base a los patrones de comportamiento que puedan observar al manipular dicha información.

Al igual que todas las demás organizaciones, los centros sanitarios se caracterizan por disponer de recursos limitados, los cuales deben ser utilizados correctamente para garantizar que todos los pacientes tengan acceso a los mismos.

En consecuencia, los mecanismos de predicción de comportamiento y la elaboración de gráficos globales, se convirtieron de especial interés para los administradores de estos lugares.

Beneficios del BigData en la salud

Como la función de los centros de salud es velar por el bienestar de la población, los beneficios de implementar esta metodología de almacenamiento de información son incalculables. A continuación enumeramos los principales:

  • Aporte valioso al momento de tomar decisiones: los epidemiólogos pueden realizar mejores análisis si pueden estudiar la información desde un punto de vista integral en tiempo real. Al contar con la información constantemente actualizada, sabrán en qué regiones incrementar los esfuerzos al momento de afrontar diversos brotes de enfermedades.

En consecuencia, los servicios de salud se mejorarán notablemente en base a la necesidad de los pacientes.

  • Manejo eficiente de los recursos sanitarios: el gran volumen de información permite a las autoridades sanitarias dilucidar en qué centros médicos se requieren mayor cantidad de recursos y para qué enfermedades específicas. Dispones de un historial clínico electrónico de cada paciente, frecuencia de atención y tratamientos.

De esta manera, las autoridades pueden realizar predicciones tempranas y más eficientes. Permiten optimizar el reparto de la mano de obra especializada en base a la necesidad de la población objetivo.

  • Sistemas de alertas inteligentes: el manejo de datos otorgado por los mecanismos de BigData, permiten que los profesionales de la salud cuenten de manera temprana con información valiosa para mejorar el diagnóstico de enfermedades y establecer diferentes protocolos sanitarios al respecto.

Las historias clínicas electrónicas permiten planificar los tratamientos y seguir en tiempo real la evolución de las diferentes patologías.

  • Optimización socio-sanitaria: es otro de los principales beneficios del BigData. Permite realizar servicios de asistencia por teleconferencia, muy necesario para los pacientes con dependencia de atención sanitaria.

De manera remota se puede llevar un registro sobre su evolución, predecir de manera temprana sus requerimientos, mejorar su atención y su calidad a un precio asequible en comparación.

Toda esta información podrá ser almacenada en los grandes servidores. El BigData permite analizar la totalidad de los datos en conjunto, con el objetivo de establecer patrones de comportamiento, en pos de mejorar la atención de los pacientes.

  • Análisis de pacientes frecuentes: esta categoría agrupa a los pacientes que acuden a los centros médicos más de doce veces por año. Se puede almacenar en la base de datos su historial clínico, con el objetivo de establecer un patrón de comportamiento.

Esta información será de utilidad para mejorar la atención sobre este segmento tan vulnerable de la población.

  • Predecir necesidades de los pacientes crónicos: el BigData permite a los centros de salud almacenar y clasificar a los pacientes según sus niveles de riesgo. Es un aspecto importante para evitar derivarlos a centros especializados cuando no sea necesario.

Por otra parte, en el caso de que requiera la atención en centros especializados, los sistemas de almacenamiento de datos te permitirán anticipar sus patologías con tiempo suficiente, para evitar que el sistema de salud llegue demasiado tarde.

implantar Big Data

Los centros sanitarios podrán elaborar un sistema inteligente que anticipe los reingresos, con el objetivo de predecir los movimientos y por ende los recursos que necesitará. Si el gestor tiene conocimiento de estas situaciones, anticipará correctamente los impactos económicos de la atención de estos pacientes.

  • Escalabilidad y colaboración: uno de los aspectos más interesantes de la aplicación del BigData en el sector de la salud, es la posibilidad que tienen los centros médicos para colaborar con los centros de salud de cercanía, con el objetivo de realizar medidas en conjunto para mitigar los impactos de un incipiente brote o mejorar la administración de los recursos.
  • Optimización de los servicios asistenciales: las grandes bases de datos permiten establecer patrones de utilización de recursos sanitarios. Con esta información, será posible anticipar la demanda de personal e insumos en las diferentes épocas del año.

Permite clasificar a los pacientes según su comportamiento histórico, con el objetivo de asignar los recursos y servicios según las necesidades del público objetivo. Es ideal para administrar correctamente los recursos generalmente escasos.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS
0
Sin categoría

Comments