Videojuegos interactivos para la tercera edad

Los videojuegos interactivos han demostrado ser una herramienta de gran ayuda que aporta notables beneficios a las personas de la tercera edad, y no sólo en materia de ocio y entretenimiento.

Numerosos estudios han dejado constancia científica de que los videojuegos resultan de una gran eficacia para frenar la pérdida de memoria en las personas de la tercera edad. Del mismo modo, aquellos videojuegos que además implican movimiento, contribuyen a que las personas mayores realicen más ejercicio y así mantengan una mejor condición física. Es decir, los videojuegos interactivos mejoran las condiciones tanto físicas como mentales de las personas de la tercera edad, ayudándoles a estar más lúcidos y activos.

Un estudio elaborado por un equipo de investigadores de la Universidad de California encabezados por el profesor Adam Gazzaley demostró hace ya algunos años que los videojuegos no eran sólo cosa de niños ni tampoco un mero instrumento de entretenimiento con el que pasar el rato. Muy al contrario, los videojuegos mejoran las habilidades neurocognitivas de las personas mayores que los utilizan.

Dicho estudio se llevó a cabo sobre un grupo de doscientas personas, todas ellas mayores de 70 años, que debían jugar a “NeuroRacer”, un videojuego especialmente diseñado por el propio equipo de investigación. Los resultados fueron reveladores, por ejemplo, al tener que hacer un esfuerzo mental superior, dado que no están habituados a esta tecnología, mejoraron sus habilidades para hacer varias tareas a la vez y, a medida que continuaban jugando, los participantes experimentaban una clara mejora cognitiva que ayuda a frenar la pérdida de memoria y también otros problemas que están irremediablemente asociados al envejecimiento de las personas.

El estudio fue publicado en 2013 en la revista Nature y desde entonces, numerosos estudios adicionales han corroborado estos planteamientos, por lo que las compañías de videojuegos también comenzaron a desarrollar juegos especialmente destinados a este “nuevo” sector, la tercera edad y es utilizado como terapia ocupacional.

Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • RSS

Comments